Noticias

LA REACCIÓN DE LOS GESTORES CLIMÁTICOS TRAS CUMBRE DE BIDEN: "NO ES SUFICIENTE"

26 de Abril del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

En la cumbre climática convocada por el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, este publicó su nuevo plan para combatir el cambio climático. Según este, para 2030, el país reducirá entre un 50 y un 52 % la contaminación neta por gases de efecto invernadero en toda su economía respecto de los niveles de 2005.

FUNDACIÓN EUROPEA DEL CLIMA: “LAS GRANDES ECONOMÍAS DEBEN AUMENTAR SUS OBJETIVOS”

El anuncio ha sido considerado insuficiente para frenar el alza de la temperatura media mundial en 1,5°C, tal como consigna el Acuerdo de París, aunque también señalan es más ambicioso en comparación con el plan anterior presentado por el Gobierno de Barack Obama.

Según, Laurence Tubiana, CEO de la Fundación Europea del Clima (ECF), “el nuevo objetivo climático de los Estados Unidos es un paso en la dirección correcta: todas las grandes economías deberían esforzarse por reducir sus emisiones al menos en un 50 % para 2030. El objetivo de los Estados Unidos de conseguir un sector energético libre de carbono para 2035 supone un cambio decisivo en el uso de combustibles fósiles contaminantes. Esto enviará una fuerte señal global de que la era del carbón, el gas y el petróleo ha llegado a su fin”.

“De cara a la COP26, necesitamos ver dos cambios: todas las grandes economías deben aumentar sus objetivos en línea con el Acuerdo de París y debemos ver un aumento de los flujos de financiación climática hacia el mundo en desarrollo”, agregó.

GREENPEACE ASIA ORIENTAL: “SE NECESITAN MÁS MEDIDAS”

La promesa del Presidente Xi Jinping de alcanzar el pico máximo de uso del carbón a principios de esta década fue bien recibida, además de su sugerencia de recortes más duros. Sin embargo, las políticas del país para alcanzar el objetivo de neutralidad de carbono en 2060 son aún escasas o nulas.

Según Li Shuo, de Greenpeace Asia Oriental, “China alcanzará el pico de consumo de carbón en 2025. El discurso de Xi en la Cumbre de Líderes sobre el Clima acercó un eventual adiós al carbón. Pero, se necesitan más medidas. Las condiciones internas para una reducción más rápida de las emisiones están ahí. A China le interesa anunciar más planes antes de la COP26”.

Yan Qin, de Refinitiv Carbon, declaró que “‘controlar estrictamente la energía del carbón’ envía una fuerte señal a nivel nacional, teniendo en cuenta los recientes apuros de las provincias por embarcarse en proyectos con altas emisiones de carbono”.

KIKO NETWORK: “AUN NO ES SUFICIENTE”

Japón es otro de los países que llegó a la Cumbre con nuevos compromisos climáticos. En su caso, el compromiso es reducir sus emisiones entre un 46 y un 50 % sobre los niveles de 2013 para 2030. Es un paso importante en la dirección correcta, pero todavía no es suficiente para estar alineado con 1,5°C. Para que ello sea posible, la meta debería ser de más del 60 %, según Climate Action Tracker.

Kimiko Hirata, directora internacional de Kiko Network, señaló que el anuncio de Japón “se trata de un paso importante en la dirección correcta, pero aún no es suficiente para estar en consonancia con los 1,5° C. Japón tiene que mejorar el objetivo hasta alcanzar el nivel compatible con París, es decir, el 60 % o más, en el camino hacia el G7 y la COP26. El anuncio debería estimular el debate sobre la eliminación del carbón en Japón. Dado que la Unión Europea, los Estados Unidos y el Reino Unido también han aumentado sus objetivos de emisiones para 2030, Japón debe seguir el ritmo y abandonar la electricidad de carbón a más tardar a finales de esta década”.

RED DE ACCIÓN CLIMÁTICA: “NO ES SUFICIENTE”

Canadá llegó a la cumbre con nuevo plan climático. Este busca una reducción en sus emisiones de entre el 40 y el 45 % para 2030 respecto de los niveles de 2005. Se trata de un aumento del débil objetivo actual de Canadá (disminución del 30 % para 2030 vs. 2005).

Catherine Abreu, directora ejecutiva de la Red de Acción Climática (CAN) de Canadá, declaró: “Es bueno ver que Canadá aumenta su ambición, pero no es suficiente. El nuevo objetivo no está alineado con un futuro compatible con 1,5° C: eso requeriría de un objetivo de reducción de emisiones del 60 %. Esperamos que Canadá siga aumentando su ambición, tanto en los próximos años como en las consultas sobre la NDC que tendrán lugar en los próximos meses de camino a Glasgow (donde se celebrará la COP26). Canadá no sólo debe mejorar sus objetivos climáticos, sino también aprobar una legislación sólida para cumplirlos”.

INSTITUTO DE TRANSICIÓN VERDE: “LA AMBICIÓN SIGUE SIENDO DEMASIADO BAJA”

Respecto a Corea del Sur, el país anunció que no financiará más al carbón en el extranjero. Seúl tiene un papel importante en la financiación de los combustibles fósiles a nivel mundial: en 2019 fue el tercer mayor inversor público en proyectos de centrales eléctricas de carbón en el extranjero entre los países del G20.

Sin embargo, Lee Yu-jin, investigador principal del Instituto de Transición Verde, indicó que “la ambición climática del país sigue siendo demasiado baja para hacer frente al cambio climático. Su discurso no contenía nada realmente nuevo, salvo el cese de la financiación estatal de proyectos de carbón en el extranjero. Se limitó a repetirse a sí mismo. No tiene sentido que el país esté construyendo nuevas plantas de carbón en casa mientras se compromete a ser neutro en carbono para 2050 y a anunciar una NDC mejorada dentro del año. El país está sometido a una mayor presión para la P4G”.

FUNDACIÓN AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES: “LOS ANUNCIOS CARECEN DE COHERENCIA CON LO QUE SE ESTÁ IMPLEMENTNDO”

Por su parte, Argentina anunció que aumentará su ambición climática en un 27,7 % respecto de la NDC de 2016 (lo que implica un aumento de alrededor del 2 % de la NDC publicada a fin de 2020), y afirmó que se convertirá en un gran productor y exportador de hidrógeno verde. Sin embargo, no mostró los planes. Tampoco habló del gas de Vaca Muerta como combustible de transición, tal como lo considera su gestión, lo cual es incompatible con los compromisos climáticos que asume a nivel internacional.

Según Enrique Martua Konstantinidis, asesor Senior de Política Climática de Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), “los anuncios del presidente (como aumento de renovables y promoción del hidrógeno) son auspiciosos para la lucha contra el cambio climático. Sin embargo, estos carecen de coherencia con lo que se está implementando hoy. Es importante que estas promesas se vean reflejadas en señales concretas para los sectores”.

Compartir en redes sociales