Residuos

PRIMER CONSORCIO DE RSU EN LA SEXTA SECCIÓN

08 de Marzo del 2021 | 2 min lectura| Gisela
Compartir

Primer consorcio de residuos en la sexta sección

 Se realizará en el marco del Plan de Gestión Integral Inclusivo de los Residuos Sólidos Urbanos (GIIRSU) mediante un crédito que se solicitará al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) con el objetivo  que la región erradique los basurales a cielo abierto.

Las ciudades serán  TornquistSaavedra, Coronel Suárez y Guaminí.

Tornquist funcionará como centro ambiental de disposición final de los residuos orgánicos no reutilizables y Sandungaray  mejorará  su planta de tratamiento lo que incluye un área de separación de residuos, un sector de prensado, depósito, área de servicios y sanitario, diseñado especialmente por técnicos pertenecientes a la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

La Gestión integral de los Residuos Sólidos Urbanos es un tema de atención prioritaria para la mejora de la calidad de vida de la población buscando  un desarrollo sostenible.

Si bien la problemática de los residuos es de larga data, se agudizó a partir de la década de 1960 con la instauración de la sociedad de consumo, la proliferación de envases descartables, el packaging y la introducción de materiales complejos no conocidos por la naturaleza, muchos de ellos de riesgo para la salud de la población y el ambiente.


El abordaje implica la consideración de todas las etapas que involucran a los Residuos Sólidos Urbanos de una jurisdicción determinada; desde su Generación, orientado a la reducción en origen, la Recolección y Transporte desde el sitio de generación, hasta el de Post Tratamiento y Disposición Final.

El intendente municipal de la ciudad de Torquinst, Sergio Bordoni afirmó que “es un proyecto muy ambicioso donde van a interactuar cuatro distritos y la idea recibir el crédito del BID para poder empezar a avanzar en la erradicación. Si hacemos las cosas bien, vamos a asegurar el crecimiento de nuestros hijos y nietos en un mundo mejor, más limpio y ordenado”.

Asimismo, el jefe comunal subrayó que en el distrito “estamos muy adelantados, tenemos la factilidad hidráulica y las tierras disponibles para hacer la deposición final de toda la basura, ya que el relleno sanitario irá en Tornquist”.

La implementación de la presente estrategia se propone en función de los siguientes principios:

1. Preservación de la salud pública y protección ambiental

2. Prevención, reducción, reutilización y reciclado de residuos

3. Educación y participación ciudadana para la toma de conciencia y el cambio de comportamiento

4. Inclusión laboral y generación de empleos dignos

5. Responsabilidad de quiénes contaminan el ambiente deben pagar por todos los costos que imponen a la sociedad con sus acciones.

6. Priorizar la gestión de RSU (especialmente la fracción orgánica) en lugares cercanos a su lugar de generación, reduciendo su transporte.

7. Recopilación y procesamiento de información, mejora continua y transparencia

Tornquist el pasado mes de diciembre, contó con la visita de Carlos Silva, asesor del Viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, y aseguró que “junto a Saavedra, Coronel Suárez y Guaminí es potenciar la economía circular a partir del proyecto con una respuesta ambiental sustentable”.

En esa dirección, el funcionario afirmó que “estamos apuntando siempre a la reducción de residuos, tenemos que plantear que lo que se va a ir a enterramiento es una fracción orgánica no recuperable, porque lo que va a potenciar el proyecto es la recuperación y la valorización del residuo para que se transforme, porque es un insumo industrial”.

Por último, recalcó que dentro del proyecto está prevista también “la inserción laboral de los recicladores urbanos, que se incorporen a las plantas para poder trabajar desde ahí en condiciones adecuadas dentro de cooperativas que los contengan, protejan y les den cobertura social”.

La generación total de RSU de la Provincia es aproximadamente 17.000 toneladas diarias. La generación per cápita promedio para la provincia es de 1,108 kg por habitante por día, con una tasa de crecimiento anual superior al 5%. Los valores de GPC varían desde 2 kg/hab x día en Municipios de alto nivel socioeconómico. El mayor problema observado es la existencia de basurales a cielo abierto, estimándose que aproximadamente entre un 30 a 40% del total de los residuos generados son inadecuadamente dispuestos.

 

Qué son los Residuos Sólidos Urbanos (RSU)

Los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) pueden definirse como los desechos generados en la comunidad urbana, provenientes de los procesos de consumo y desarrollo de las actividades humanas, y que normalmente son sólidos a temperatura ambiente. Además de los producidos por los usos residenciales, comerciales e institucionales, y por el aseo del espacio público, los RSU incluyen los residuos originados en las industrias y establecimientos de salud, siempre que no tengan características tóxicas ni peligrosas.

 

Qué es la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU)

La Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) es un sistema de manejo basado en el desarrollo sostenible, tiene como objetivo primordial la reducción de los residuos enviados a disposición final.

Todos los estudios referidos a la Gestión Integral de RSU están dirigidos a disminuir los residuos generados –que son consecuencia inevitable de las actividades humanas– como medio idóneo para reducir sus impactos asociados y los costos de su manejo, a fin de minimizar los potenciales daños que causan al hombre y al ambiente.

 

¿Cuáles de estos residuos se pueden revalorizar?

Hay múltiples clasificaciones, las más usuales son separar en orgánicos e inorgánicos o húmedos y secos. Es importante al momento de la separación en origen que los residuos inorgánicos se coloquen en bolsas diferenciadas, secos y limpios. Así, para poder recuperar los envases que han contenido comidas o bebidas, basta con enjuagarlos. El enjuague garantiza que estos residuos sean revalorizados, y además evita que produzcan olor y atraigan insectos durante su almacenamiento en las plantas que clasifican los residuos. Con una mínima organización, la separación en origen es fácil y posible. Por ejemplo:

• Los envases de plástico, tetra brik y latas pueden comprimirse o aplanarse, reduciendo considerablemente su volumen.

• Los papeles y cartones pueden apilarse lo suficientemente ordenados, para optimizar el espacio en la bolsa.

• El aceite de cocina puede ser recolectado por algunas cooperativas y reutilizado por empresas para la elaboración de biocombustibles

El horizonte temporal de la EPGIRSU de la Provincia de Buenos Aires es el año 2040, previendo revisiones de corto a larzo plazo, cada 2 y 4 años respectivamente. Estas instancias procurarán monitorear el cumplimiento de los objetivos, evaluar su implementación y efectuar los ajustes necesarios considerando una manera ambientalmente sustentable, técnica y económicamente factible y socialmente aceptable.

Es importante recordar que el mejor residuo es el que no se genera. Asimismo, para la reducción o minimización de los residuos que se generan en cualquier municipio, se debe abordar tanto al sector productivo y comercial como al consumidor. Hay que tener en cuenta que cada vez que se tira un objeto a la basura se están desechando también las materias primas con las cuales se fabricó, incluyendo los recursos naturales empleados en dicho proceso: agua, energía, madera, etc. Esta es una de las razones por las que es tan importante separar los RSU: no sólo se revalorizan los materiales recuperables, sino también los recursos utilizados en su producción. La separación en origen colabora entonces con la salud pública y también con una mejor administración del gasto, ya que coopera en la reducción de la cantidad de toneladas de RSU que se entierran o depositan a cielo abierto.

Compartir en redes sociales