Turismo sustentable

LAS CATARATAS DEL IGUAZÚ NO SON LA FONTANA DI TREVI

02 de Octubre del 2019 | 2 min lectura| alejagm
Compartir

Las Cataratas de Iguazú no son la Fontana Di trevi

Un grupo de Guías nucleados través de la Aguiaty, junto a los Guardaparques Jefe de de Área Hernán Luisi y el Jefe del Operaciones Ariel Frías, personal de Iguazú Argentina, Agustín Paz responsable ferroviario, Trabajaron durante la jornada de este lunes con la limpieza y extracción de las monedas del río Iguazú, que los turistas arrojan en el río, como si fuera una fuente de los deseos pero en realidad perjudican a los peces del lugar.

El intendente del Parque Nacional Iguazú, Sergio Valdecantos, explicó que la tarea de limpieza se realizó aprovechando que los lunes suele producirse una merma en el caudal del río porque durante los fines de semana a las centrales hidroeléctricas ubicadas en Brasil les cierran las compuertas con el objetivo de retener agua para generar energía.

“Son dos los lugares más críticos: uno que está muy cerca de la Garganta del Diablo y otro a unos 200 metros antes de llegar al balcón. Este año nos sorprendió la cantidad [de monedas], porque el año pasado habíamos juntado menos de la mitad”, detalló Valdecantos.


La tradición de arrojar monedas al agua en la Fontana di Trevi 

Se replica en cercanías de la Garganta del Diablo —el más espectacular de los 275 saltos de las Cataratas del Iguazú— y obliga a realizar anualmente operativos de limpieza del lecho del río. Este lunes, cerca de 20 personas bajaron al cauce del Iguazú Superior y recuperaron 90 kilos de monedas de diferentes países. 

¿QUÉ NOS PASA POR LA CABEZA?

Guardaparques, guías de turismo y empleados de la empresa Iguazú Argentina, concesionaria de los servicios en el Parque, realizaron el rescate de las monedas y también de algunas llaves que corresponden a candados que los turistas suelen colocar en las barandas de las pasarelas.

Los turistas suelen arrojar las monedas después de pedir tres deseos. “Muchas veces algunos turistas ven esa acción y la imitan, o [tiran una moneda] porque ven el lecho del río tapizado de esos elementos metálicos”, agregó el Intendente del Parque.

Esta práctica reñida con la naturaleza se repite del lado brasileño. Allí este año también se realizó una limpieza y las monedas recuperadas pesaron 300 kilos.

Valdecantos señaló que incluso algunas personas arrojan papeles y otros objetos al río para ver cómo se precipitan al vacío en los saltos, sin medir el enorme impacto ambiental que eso tiene.

El guía Héctor Mulawka, que fue parte del equipo que trabajó en el río, aportó otro dato preocupante: cuando las monedas no se depositan rápidamente en el lecho del río, pueden ser tragadas por los peces al confundirla con comida. En el Iguazú Superior es habitual ver peces de gran porte, tortugas y hasta algunos yacarés.

El plan es donar todo a algún merendero


“Hoy estamos realizando el proceso de limpieza y clasificación de las monedas. En principio hallamos algunas de Brasil, de Paraguay, de Colombia, de Bolivia y de la Argentina, pero recién empezamos con esa tarea y la limpieza. La intención es donar todo a algún merendero o entidad de beneficencia”, contó Valdecantos.

Si bien recién comenzó la limpieza y clasificación de las monedas, la recaudación seria interesante. Si todas fueran de un peso argentino, el monto ascendería a unos 15.000 pesos, pero los operarios que hicieron el rescate ya confirmaron la existencia de metálicos de países vecinos. Eso hace suponer que la cifra se multiplicará, teniendo en cuenta la fuerte depreciación que sufrió nuestra moneda frente a la de otros países. Como dato, un Boliviano equivale a casi 8,50 pesos, y un real a 14 pesos.

Desde la Intendencia del Parque Nacional Iguazú estimaron que mañana o pasado dará a conocer la cantidad de dinero recuperado del agua y también la entidad que será beneficiada. Y dijeron que si hay monedas de muy escaso valor podrían ser comercializadas como metal.

Fuente: Misiones. Corresponsalía.LGP/Clarín 



Compartir en redes sociales