Las colillas son la principal fuente de basura en el mundo

El tabaco, además de arruinar la salud, implica una amenaza para el medio ambiente. Muchos estudios dieron a conocer que las colillas son los residuos más arrojados a nivel mundial.


Se fuman 6 billones de cigarrillos cada año en todo el mundo, de los cuales 4,5 billones acaban tirados en espacios públicos.

Según el informe de Ocean Conservancy, las colillas suponen el 13% de los residuos del mundo. Tienen la capacidad de contaminar ecosistemas y que su daño persista hasta 25 años. 

Además, la lluvia y el viento las trasladan al mar, las sustancias toxicas de las mismas se expanden en el agua. 

¿Dé qué estan hechos ?

Los filtros de los cigarrillos están hechos de acetato de celulosa, un termoplástico que conlleva sustancias toxicas como hidrocarburos aromáticos, nicotina, arsénico y otros metales pesados. El acetato de celulosa no es biodegradable, sino fotodegradable, lo que significa que los rayos ultravioletas del sol pueden fragmentarlo en piezas más pequeñas.

Las aves son gravemente afectadas cuando fabrican con sus nidos, los fabrican con colillas, ya que no encuentran recursos naturales para hacerlo. 

 De esta manera afectan a su salud y la de sus pares. Por otro lado, las colillas alteran la calidad del agua y el ciclo de las especies animales y vegetales, dando lugar a la acumulación de sustancias tóxicas en sus organismos. 

También, las ciudades tienen grandes impactos económicos por la limpieza de colillas y los métodos de recogida no son efectivos para eliminar por completo estos pequeños residuos. 

Las playas son uno de los espacios más afectados, debido a que las personas encuentran la comodidad en enterrarlas en la arena que en un cesto de basura.

La herramienta más poderosa es la concientización a través de la educación.

 Se debe tomar la iniciativa de cambiar pequeñas prácticas diarias, que serán de agrado para el medio ambiente. Un equipo de activistas del medioambiente está impulsando una legislación que prohíba los filtros de los cigarrillos por su negativo impacto ambiental para la salud de los océanos.

El marco legislativo puede ser la solución para los océanos y animales que no merecen ser degradados por el vicio del fumador.

                                             Por Vanesa Furlón, Equipo Sustentar

vanesa
0