Ambiente

LOS ÁRBOLES TIENEN PULSACIONES

04 de Mayo del 2019 | 2 min lectura| goridragon
Compartir

Un estudio científico demostró que los arboles tienen pulsaciones, al igual que ocurre con los latidos del corazón humano.

Los árboles de alguna manera siempre han sido uno de los focos de investigación por la importancia que implican para el ser humano y para el universo. Están sujetos a terapias relacionadas con la relajación, el bienestar, la búsqueda de ósmosis con la naturaleza y a la energía vital que trasmiten al acercarnos a ellos.

El sitio de New Scientist publico este interesante estudio. Como sucede con los humanos, los árboles siempre vivieron al ritmo de un latido del corazón. La razón por la que no se descubrió hasta entonces, fue por la lentitud. El latido del corazón de los arboles es tan lento que ha sido casi imposible detectarlo por años. Andras Zlinsky, experto en biociencia en la Universidad de Aarhus en Dinamarca, fue el que descubrió este hallazgo inédito.

¿PULSO IRREGULAR Y EXTENDIDO?

El experto contó como ocurrió este asombroso descubrimiento: ” Hemos encontrado que la mayoría de los árboles regularmente tienen cambios periódicos de forma, sincronizados en toda la planta, y más cortos que un ciclo día-noche, lo que implica cambios periódicos en la presión del agua “. 

Y añadió “Más o menos, el árbol, durante la noche, parece actuar de la misma manera que nuestro corazón actúa sobre nuestro cuerpo, excepto que en el caso del árbol, son las ramas del árbol las que bombean el agua desde las Raíces a las hojas”

El latido de un árbol es muy diferente al que nosotros sentimos. los científicos explicaron que el “pulso” de los árboles no se regular, ya que cada latido sucede cada dos horas. Cabe precisar que el equipo de científicos elaboraron este estudio basándose en la observación de los árboles durante la noche, con el objetivo que el sol y el viento no interfieran con el movimiento de las ramas y obtener la auténtica verdad: los arboles laten.

                                          Por Vanessa Furlón, Equipo Sustentartv

Compartir en redes sociales