Ambiente

LOS ESFUERZOS PARA UNA RECUPERACIÓN VERDE POSCOVID SIGUEN SIENDO INSUFICIENTES

14 de Marzo del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Según informó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, “se espera que el 18 % del gasto de recuperación y solo el 2,5 % del gasto total mejoren la sostenibilidad”.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

A un año del inicio de la pandemia, los esfuerzos de las naciones del mundo para una recuperación poscovid alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas del Acuerdo de París siguen siendo insuficientes.

Así lo informaron el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y el Proyecto de Recuperación Económica de Oxford en un nuevo informe en donde se analiza la política fiscal de tres mil casos rastreados por el Observatorio de Recuperación Global en las cincuenta economías más grandes.

Estas comprometieron 14,6 billones de dólares en 2020, de los que 1,9 billones (el 13 %) fueron destinadas a una recuperación a largo plazo. Sin embargo, como indican en Are We Building Back Better? Evidence from 2020 and Pathways for Inclusive Green Recovery Spending, “excluyendo los paquetes actualmente inciertos de la Comisión Europea, se espera que el 18,0 % del gasto de recuperación y solo el 2,5 % del gasto total mejoren la sostenibilidad”.

UNA RECUPERACIÓN CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

Especialistas, como Cameron Hepburn, Brian O’Callaghan y Nicholas Stern, entre otros, sugieren que “los paquetes de recuperación fiscal inminente podrían afianzar o desplazar parcialmente el actual sistema económico intensivo en combustibles fósiles”. Pero luego de un año de pandemia, recién se está abriendo la ventana más grande para el gasto verde, con la reorientación de las naciones hacia la recuperación por sobre las medidas a corto plazo.

En el informe publicado por el PNUMA, se destacan “cinco oportunidades importantes de inversión ecológica que se priorizarán en 2021: energía verde, transporte ecológico, mejoras de edificios ecológicos y eficiencia energética, capital natural e investigación y desarrollo ecológicos”.

“La humanidad se enfrenta a una pandemia, una crisis económica y un colapso ecológico. No podemos permitirnos perder en ninguno de los frentes”, afirmó la directora ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen tras la publicación del informe.

“Los gobiernos de los países tienen una oportunidad única para emprender trayectorias sostenibles que prioricen las oportunidades económicas, la reducción de la pobreza y la salud planetaria a la vez: el Observatorio les brinda las herramientas para hacer la transición hacia recuperaciones más sostenibles e inclusivas”, enfatizó.

Por su parte, el investigador principal del Proyecto de Recuperación Económica de la Universidad de Oxford y autor del informe, Brian O'Callaghan, declaró: “A pesar de los pasos positivos hacia una recuperación sostenible de la pandemia por parte de algunas naciones líderes, el mundo hasta ahora no ha cumplido con las aspiraciones de reconstruir mejor. Sin embargo, las oportunidades de gastar de manera sensata en la recuperación aún no han terminado. Los Gobiernos pueden aprovechar este momento para asegurar la prosperidad económica, social y ambiental a largo plazo”.

Hallazgos clave del análisis en términos de gastos para la recuperación

  • El 18 % del gasto (341.000 millones de dólares) fue verde, representado principalmente por un pequeño grupo de países de altos ingresos. “Hasta ahora, el gasto para la recuperación global ha perdido la oportunidad de una inversión verde”.
  • Se invirtieron 661.000 millones de dólares en energía baja en carbono, en gran parte gracias a subsidios españoles y alemanes para proyectos de energía renovable e inversiones en hidrógeno e infraestructura.
  • Se anunciaron 861.000 millones de dólares para transporte verde mediante transferencias y subsidios a vehículos eléctricos, inversiones en transporte público e infraestructura para ciclistas y peatones.
  • Se anunciaron 352.000 millones de dólares para mejoras en la construcción verde con el fin de aumentar la eficiencia energética, principalmente en modernizaciones, en particular en Francia y el Reino Unido.
  • Se anunciaron 563.000 millones de dólares para “capital natural o soluciones basadas en la naturaleza”, es decir, iniciativas de regeneración de ecosistemas y reforestación. Dos quintas partes se destinaron a parques públicos y medidas contra la contaminación, especialmente en los Estados Unidos y China, con el fin de mejorar la calidad de vida y abordar las preocupaciones ambientales.
  • Se anunciaron 289.000 millones de dólares en Investigación y Desarrollo ecológicos, los cuales incluyen tecnologías de energía renovable, tecnologías para descarbonizar sectores como la aviación, los plásticos y la agricultura y la captura de carbono.
Compartir en redes sociales