Manos que reciclan y sonidos que transforman, en España

Los hombres pueden construir los medios para que el arte de reciclar materiales, se transforme en el arte de combinar los sonidos...tal es la definición de la música.

En su taller de Malasaña en Madrid, España, Fernando Solar crea instrumentos exclusivos y piezas con materiales reciclados. 

“Solar fabrica instrumentos que rondan los 10.000 euros, aunque los más curiosos tienen un valor desconocido”, sostiene el diario El país en una entrevista con el luthier.

SUS INICIOS EN LA MÚSICA

Fernando Solar nació en el seno de una familia de luthiers. Aunque de pequeño tocó el violín, no siguió ese rumbo, sino el de su familia creadora de instrumentos. Cuando a los 18 años escuchó  un concierto del violinista ruso Maksim Vengérov, se dio cuenta que "no quería tocar como él, sino hacer instrumentos para gente como él".

CÓMO HACE los INSTRUMENTOS

Su taller está a solo dos minutos de su tienda de música, en la calle Divino Pastor. Es un negocio familiar de tres generaciones que desde el año 1948 se dedica a la fabricación de violines, violas y chelos.

“Hay gente que hereda casas o pisos de sus abuelos, yo heredé madera. Hablamos de maderas con 70 años de secado para el abeto y de 40 para el arce, que son las dos principales. Ahora estamos comprando maderas para mis últimos instrumentos o por si hay una cuarta generación”, relata Solar.

Y explica que eligen la madera, y a partir de ahí el proceso de fabricación del instrumento puede tardar un mes. Se usan barnices de secado lento para obtener un instrumento de alta calidad como producto final, y los pone a secar colgados “como jamones”. Como se dedica a realizar arreglos y otras cosas anexas, calcula que puede hacer unos cinco instrumentos por año.

INSTRUMENTOS RECICLADOS

Solar también utiliza latas de bebidas, cubiertos y otros desechos. Transforma algunos residuos en instrumentos que luego usan los jóvenes menores en riesgo de exclusión social, que forman parte de la orquesta de "La Música del Reciclaje" de Ecoembes. El luthier cuenta que las compras se volvieron divertidas desde que hace este trabajo, porque no solo compra observando la comida, sino también por sus envases, los que luego pueden formar parte de alguno de sus diseños. Algunas personas le dan recipientes de refrescos, pero él también suele buscarlos... “También saco de los contenedores o del restaurante de al lado, cuando deja el bote de aceite, que viene bien para el chelo”.

Ecoembes se puso en contacto con él y su respuesta fue rápida porque para él la idea era un “reto”. El país transcribe sus palabras: “Cuando ya estoy en el proyecto me doy cuenta de que me hace volver a los orígenes. Mi abuelo, con ocho años, empezó la tradición con un violín que hizo él, con maderas que encontró tiradas. Los contornos los hizo con un tamizador de harina, se quitó inclusa la suela de la bota. El primer violín de nuestra firma es completamente reciclado, y me di cuenta de que el proyecto me dice que ésta es la oportunidad de devolver a estos chicos la que se me dio a mí”.

Solar explica que intentan equiparar los instrumentos reciclados a los de madera porque tienen que sonar bien para las obras sinfónicas que tocan los chicos, lo que constituye un gran desafío. “Conseguimos hacer las mismas notas, pero tienen otro timbre, otra problemática porque los instrumentos tradicionales están muy bien pensados. Los metes en el Teatro Real y sin amplificación el sonido llega hasta la última sala. Ese es el gran reto del reciclaje. La orquesta de La Música del Reciclaje dio un concierto en el Teatro Real”.

Acerca de la Orquesta de "la Música del Reciclaje" de Ecoembes

La Música del Reciclaje es un proyecto musical y social impulsado por Ecoembes. Se trata de una organización que coordina el reciclaje de envases, y tiene como protagonistas más de 100 niños y niñas de Madrid de entre siete y 15 años en riesgo de exclusión social. Son chicos que concurren al colegio público Núñez de Arenas, la residencia materno-infantil Villapaz y la residencia infantil Vallehermoso.

Ellos conocieron una idea similar... una orquesta hermana que se formó en Paraguay, en la zona de Cateura, donde hay un vertedero, y hacen instrumentos con lo que encuentran allí, en el lugar donde viven.

Así, partiendo de situaciones personales complicadas, van más allá de los límites de la música, reunidos en un lugar donde se hacen presentes la amistad, el aprendizaje y el compañerismo, y ofrecen hermosos espectáculos cada año.

Ellos crean sonidos de transformación para sus vidas.



Noelia Gieser, Equipo Sustentar


NoeliaGieser
0