Mendoza, con nuevas normas de seguridad y conciencia ambiental para el verano

Nuevos sistemas de información turística, la siembra de un millón de alevinos de truchas y pejerrey y ejercicios de salvamento de guardavidas forman parte de las normas de seguridad náuticas implementadas para la práctica de la pesca, caza y el cuidado en todos los espejos de agua.

“Nuestro principal objetivo es la seguridad y aumentar la conciencia ambiental en todos los ríos y lagos de la provincia”, afirmó el titular de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Marcos Zandomeni.

Desde ese área, este verano se puso especial énfasis en la implementación de sistemas de información que ayuden a los turistas en el cumplimiento de las normas de seguridad náuticas, pesca, caza y cuidado de la flora autóctona.

Daniel Gómez director de Recursos Naturales Renovables, calculó que “hay unas 40.000 personas que practican la pesca deportiva, y en 2013 se vendieron 20.000 permisos de pesca con 17.000 embarcaciones registradas”.

“Durante la temporada pasada ingresaron al Carrizal unas 400.000 personas y 200.000 al resto de los siete lagos navegables”, dijo.

Se trata de Potrerillos, en la zona norte; Los Reyunos, Valle Grande, Nihuil, Agua del Toro y El Sosneado, en San Rafael, y Valle Hermoso, en Malargüe; que se suman a las lagunas Blanca y Llancanelo, en Malargüe; y Diamante, en San Carlos, donde solo hay pesca.

“Sabemos que las áreas protegidas y los espejos de agua son las que generan esta afluencia de personas durante el verano. Por este motivo estamos haciendo todo lo necesario para trabajar sobre las condiciones de seguridad, mejora de servicios y protección del ambiente”, dijo Gómez.

Otra actividad importante fue la siembra de 300.000 alevinos de pejerrey como parte del Programa de Piscicultura que se enmarca en un plan provincial que incluye también la cría y siembra de 700.000 ovas de trucha.

Según se informó, el objetivo principal es mejorar la calidad y cantidad de lo ejemplares, posicionando a Mendoza como una alternativa cada vez más atractiva para la pesca deportiva.

Asimismo, se realizaron ejercicios de salvamento llevados a cabo por los guardavidas que prestarán servicios en los diferentes espejos de agua, y la rematriculación de las embarcaciones que permitirá realizar inspecciones técnicas y de seguridad sobre cada una de las mismas.

“Nos hemos propuesto como principal objetivo para esta temporada la seguridad de todos los visitantes y el aumento de la conciencia ambiental”, dijo Zandomeni, quien destacó que la provincia de Mendoza “tiene un magnífico patrimonio ambiental que tenemos que cuidar”.

“Debemos enseñar a las personas que la diversión en los espejos de agua se puede llevar a cabo sin necesidad de arriesgar la vida ni de dañar al ambiente”, señaló el funcionario.

Fuente: Telam

alejagm
227