Residuos

NO HAY MAÑANA SIN CULTURA DE RECICLADO

16 de Abril del 2019 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

La gente ¨nosotros¨ siguimos prestando oídos sordos a la realidad en la que estamos inmersos, ESTAMOS llenando nuestros mares y suelos de BASURA, estamos haciendo que nuestro hogar se torne inhabitable, fétido, la gente emigra de algunas ciudades porque la calidad del aire ya no les permite vivir, o el agua está contaminada, sin embargo  hacemos como que nada está pasando...

Compartimos fotos de animales muertos por consumo de residuos, enredados o lastimados... pero en la vida real ¿separemos residuos? ¿reducimos el uso de bolsas de nylon? ¿el de plásticos? ¿optamos por buscar o elegir cosas con menos packaging?



En estos tiempos en que es tan fácil enterarse de todo en internet

Ya es hora de que la población en general empiece a generar menos basura y darle un uso más racional e inteligente, lo que incluye separarla y favorecer su reciclaje.

La actual crisis de basura en el mundo es la mejor oportunidad que se presenta para que quienes aún no lo hacen empiecen a reducir el uso de materiales no biodegradables como los plásticos, por ejemplo y facilitar su reutilización y reciclaje.

LEE: Construir una casa con residuos

Cualquier persona con mediana conciencia ambiental debería ya saber generar menos basura y darle un mejor manejo.

- Para empezar, se debe reducir al máximo el uso de bolsas plásticas (independientemente de que el Gobierno haya fijado un impuesto al uso de algunas) o de envases de telgopor.

- Y con la basura que se genera en el hogar o el trabajo, es indispensable separarla al menos en orgánica (residuos de alimentos, papeles o envases de cartón sucios), que es la única que produce apestosos lixiviados,e inorgánica (papel y cartón limpio, plástico, vidrio, metal, etc.).

Calles con basura


Seguramente si te decimos que si generáramos menos basura, y buena parte de ella la separáramos, reutilizáramos y recicláramos, seguramente habría mucha menos basura en las calles sin recoger y no estaríamos tan preocupados por la pestilencia que genera y los roedores o moscas que atrae. Eso...vos ¿ya lo sabías o no?

Ciudades con experiencias exitosas como Oslo y San Francisco, han demostrado que, con procesos educativos bien diseñados, con la participación activa de toda la ciudadaní­a, formando desde el colegio a los niños para que sean multiplicadores de buenas prácticas en sus hogares, se logra tener operaciones de reciclaje de residuos inorgánicos cercanas al 99% del total de los desechos sólidos que a diario se producen.

Lee también: Biocombustibles con residuos de oleaginosas

Esta última, es tal vez una de las principales tareas que nos queda por resolver a TODOS; cuando hacemos un análisis sobre el reciclaje, concluimos que gran parte de los ciudadanos no está haciendo la tarea de separar los residuos sólidos que produce, en general, a los habitantes nos falta desarrollar hábitos de separación en la fuente y nos falta tener una cultura del reciclaje, que redunde en las buenas prácticas en la materia desde el hogar, el trabajo y los espacios públicos.

BASURA: ORGÁNICA E INORGÁNICA

Puede servir de abono para huertas caseras, mientras que la inorgánica no genera malos olores y se puede conservar en el hogar o lugar de trabajo hasta que la recolección se normalice.

Es hora de tomar grandes decisiones, CADA CIUDAD merece un esquema de limpieza donde prevalezca el aprovechamiento eficiente de los desechos que a diario se producen, reiterando la actividad del reciclaje, como un negocio redondo para el Planeta y la generación de ingresos, el uso de la basura para producir energía.

Al final del proceso, la cultura del reciclaje y...

  • unas buenas plantas para el procesamiento de basuras, donde se puedan separar lo que se puede quemar en incineradores tecnificados,
  • produciendo energía que transfieren a la ciudadanía,
Son algunas de las  medidas que en primera instancia significan un esfuerzo importante de recursos por parte de la administración, pero que a largo plazo servirán para mejorar y adecuar una nueva política en el manejo de las basuras para la ciudad.


En este sentido, la administración debe ser la encargada de liderar esta nueva política de limpieza, pero también como ciudadanos debemos comprometernos y cambiar el imaginario popular en cuanto a la práctica del uso eficiente de los residuos sólidos, transformándolo por un comportamiento de mayor cooperación en la separación de los desechos para el reciclaje, así como los orgánicos que pueden ser usados para otros fines, debemos instar a nuestras familias y amigos a cambiar gradualmente un problema tan complejo, como es la falta de cultura ciudadana en la disposición final de nuestra basura y la despreocupación por el medio ambiente.

LEE: Residuos que producen energía!!

Ya es hora de que la población en general empiece a generar menos basura y darle un uso más racional e inteligente, lo que incluye separarla y favorecer su reciclaje.

De qué sirve pretender quejarse de que existan personas tan nefastas en materia ambiental como el presidente de EE.UU., Donald Trump, si en el resto del mundo mucha de la población se comporta igual de ignorante en el manejo de su propia basura.

Compartir en redes sociales