Reduce la contaminación producida por el motor gasolero

Reduce la contaminación producida por el motor gasolero. Se ha conseguido identificar un material que puede reducir la contaminación producida por los vehículos que funcionan con gasoil (diésel). El hallazgo podría brindar una alternativa, más eficiente y barata, al platino en los motores de vehículos.

Este material, llamado mullita y presente en la naturaleza como mineral, podría reemplazar al platino, un metal raro y costoso que se utiliza actualmente en los motores diésel para tratar de controlar la cantidad de contaminación expulsada al aire. El platino es demasiado escaso y caro como para ser una solución a largo plazo para los problemas de contaminación causados por los motores diésel.

El equipo de Weichao Wang y Kyeongjiae "K.J." Cho, de la Universidad de Texas en Dallas, Estados Unidos, ha descubierto que cuando se reemplaza al platino con una versión artificial de la mullita, la contaminación es hasta un 45 por ciento menor que con los catalizadores de platino.

Por tanto, la mullita no sólo es más fácil de obtener que el platino, sino que también reduce más la contaminación en los motores diésel.

Desde un punto de vista ecológico, la mayor eficiencia de combustible de los motores diésel los hace una alternativa atractiva respecto a los motores que funcionan con gasolina. Pero en comparación con estos últimos, los vehículos que funcionan con diésel producen más óxido nítrico y dióxido de nitrógeno, ambas sustancias contaminantes.

En junio de este año, la Organización Mundial de la Salud actualizó la clasificación de los gases de escape de los motores diésel, que han pasado a estar catalogados como cancerígenos para el Ser Humano, o sea en la misma categoría que el humo de los cigarrillos y el asbesto (más conocido en su forma de amianto). Bastantes países ya trabajan en la preparación y aplicación de directrices para reducir en la próxima década la contaminación del aire producida por motores diésel.

En la labor de investigación y desarrollo también han trabajado especialistas de la Universidad de Kentucky y la Universidad de Ciencia y Tecnología de Huazhong en China.

Fuente: Amazings

alejagm
706