Ambiente

ONU RECLAMA UNA RECUPERACIÓN VERDE

29 de Diciembre del 2020 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

“El mundo todavía se dirige hacia un aumento de temperatura superior a 3° C en este siglo”, dice el Programa Ambiental de Naciones Unidas.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

“A pesar de una breve caída en las emisiones de dióxido de carbono causada por la pandemia del covid-19, el mundo todavía se dirige hacia un aumento de temperatura superior a 3° C en este siglo”, señaló ONU Ambiente en su nuevo informe Emissions Gap Report 2020. Esta cifra está “mucho más allá de los objetivos del Acuerdo de París de limitar el calentamiento global muy por debajo de los 2° C y perseguir los 1,5° C”, agregó.

Sin embargo, advierte el organismo internacional, “una recuperación ecológica de la pandemia puede reducir alrededor del 25 % de las emisiones de efecto invernadero previstas para 2030 y acercar al mundo a la vía de los 2° C. Los gobiernos deben hacer todo lo posible para implementar una recuperación verde y fortalecer sus promesas antes de la próxima reunión climática en 2021”.

El año 2020 está en camino de ser uno de los más cálidos registrados, con incendios forestales, sequías, tormentas y el deshielo de los glaciares intensificándose. En 2019, las emisiones totales de gases de efecto invernadero, incluido el cambio de uso de la tierra, alcanzaron un nuevo máximo de 59,1 gigatoneladas de CO2 equivalente (GtCO2e). Pero este año se prevé que las emisiones caerán hasta un 7 %, aunque, a largo plazo, esta caída significará solo una reducción del 0,01° C del calentamiento global para 2050.

Las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC), prometidas por cada gobierno, “siguen siendo lamentablemente inadecuadas”, señala ONU Ambiente. “Las emisiones previstas en 2030 dejan al mundo en el camino de un aumento de 3,2° C en este siglo, incluso si todas las NDC incondicionales se implementan por completo”.

“Los niveles de ambición en el Acuerdo de París deben triplicarse aproximadamente para la vía de 2° C y aumentarse al menos cinco veces para la vía de los 1,5 ° C”, agregan.

La pandemia es una advertencia de la naturaleza para que actuemos sobre la crisis climática, la pérdida de biodiversidad y la contaminación. También brinda una oportunidad para una recuperación que ponga al mundo rumbo a los 2 ° C.

“Una recuperación ecológica podría situar las emisiones en 2030 en 44 GtCO2e, dentro del rango de emisiones que dan un 66 % de posibilidades de mantener las temperaturas por debajo de los 2° C”, indica el informe.

“Las medidas a priorizar incluyen el apoyo directo a las tecnologías e infraestructura de cero emisiones, la reducción de los subsidios a los combustibles fósiles, la eliminación de nuevas plantas de carbón y la promoción de soluciones basadas en la naturaleza, incluida la restauración del paisaje a gran escala y la reforestación”, agregan.

Aproximadamente una cuarta parte del G20 ha dedicado el 3 % del PIB a medidas bajas en carbono. Para la mayoría, el gasto ha sido predominantemente alto en carbono, lo que implica emisiones negativas netas, o neutral, sin efectos perceptibles sobre las emisiones.

“En el momento de la finalización del informe, 126 países que cubrían el 51 % de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero habían adoptado, anunciado o estaban considerando cero metas netas”, señala ONU Ambiente. “Si Estados Unidos adopta un objetivo de cero neto para 2050, como se sugiere en el plan climático de Biden-Harris, la proporción aumentaría al 63 %”, indican.

El sector del transporte marítimo y de aviación representa el 5 % de las emisiones mundiales. Si continúan las tendencias actuales, sus emisiones internacionales combinadas probablemente consumirán entre el 60 y el 220 % de las emisiones de CO2 permitidas para 2050 en el escenario de 1,5° C. “Ambos sectores deben combinar la eficiencia energética con una rápida transición desde los combustibles fósiles”, reclama el organismo.

A su vez, los sectores de la movilidad, residencial y alimentario contribuyen cada uno con el 20 % de las emisiones del estilo de vida. Las posibles acciones incluirían la promoción del ferrocarril, incentivos al uso de bicicletas y transporte compartido, y mejoras a la eficiencia energética de las viviendas, entre otras medidas.

“Las emisiones combinadas del 1 % más rico de la población representa más del doble del 50 % más pobre”, concluye la ONU. “La élite deberá reducir su huella en un factor de al menos un 30 % para mantenerse en línea con los objetivos del Acuerdo de París”.

Compartir en redes sociales