Movilidad sustentable

PEDALEAR CON JUMP, EL NUEVO TRANSPORTE DE UBER

20 de Noviembre del 2018 | 2 min lectura| NoeliaGieser
Compartir

La movilidad urbana evoluciona rápidamente, y la bicicleta eléctrica Jump de Uber se ofrece como una solución perfecta para los tiempos que corren.

LAS BICICLETAS ELÉCTRICAS DE UBER SE EXPANDEN POR EL MUNDO...

Mientras el servicio de Uber es cuestionado en muchos países donde se lo implementa, la empresa no deja de proyectar nuevas posibilidades para los usuarios que necesitan transportarse por las ciudades. La movilidad urbana evoluciona rápidamente, y la bicicleta eléctrica se ofrece como una solución perfecta para los tiempos que corren.

Jump, así se llaman las bicicletas eléctricas de Uber, que buscan ser protagonistas en las calles de Berlín, donde ya existen otras soluciones como OBike, Mobike y LimeBike. También en los próximos meses extendería su servicio a otras ciudades europeas como Ámsterdam o Copenhague. Es cierto y no podemos dejar de decirlo que al igual que en la Argentina, Uber enfrentó problemas en Alemania, dado que los taxistas se ven perjudicados por la competencia que representan para ellos cuando ofrecen sus servicios.

En su momento, el gobierno porteño adujo que la empresa está fuera de la ley porque no cumple las normas de taxis y remises. La empresa argumenta que no es una empresa de remís, sino una firma de economía colaborativa. Pero mientras tanto sus servicios se expanden...

El servicio de bicicletas está integrado en la aplicación de Uber. Dentro de ella, en lugar de seleccionar entre las diferentes modalidades de coches, los usuarios pueden elegir la categoría "Bike". La app muestra las bicicletas disponibles y un código para desbloquearlas.

Jump, el servicio de alquiler de bicicletas estadounidense que Uber adquirió antes de mediados de 2018 por una suma aproximada de 200 millones de dólares, opera dentro de Uber, y es liderada por su fundador Ryan Rzepecki. Se adhirió a la tecnología como parte de la estrategia de movilidad complementaria que tiene la firma para el largo plazo, con opciones de vehículos que incluyen bicicletas y autos eléctricos pensados para el futuro.

Uber espera que los ayuntamientos de las grandes ciudades europeas se interesen y autoricen definitivamente este servicio. En España, Madrid ya cuenta con el BiciMAD y Barcelona con el Bicing eléctrico.

Jump, ya es costumbre en San Francisco, una de las 10 ciudades que la utilizan en Estados Unidos. Es una gran empresa con experiencias exitosas en el bikeshare, con flotas propias de bicicletas eléctricas, y redes en la ciudad de Washington y New York.

Por otro lado, recientemente Uber dio a conocer más ciudades adonde llevará su movilidad urbana.

La Ciudad de México es parte de sus planes de expansión hacia el cercano 2019, para sus nuevas opciones de movilidad que incluyen bicicletas y scooters eléctricos. En esta ciudad, este servicio no sería el primero, pues ya operan otros como Mobike y Vbike.

Según expansion.mx “A nivel global se estima que este mercado tanto de bicicletas como de scooters crezca en los próximos años como una respuesta a la congestión vial y a la saturación de tóxicos en el ambiente y la presión que esto ha causado en gobiernos alrededor del mundo para impulsar más el uso de los autos eléctricos”.

Cómo son las bicicletas Jump

“Las bicicletas eléctricas de Jump son pedelec ( pedaleo asistido )”, explica www.bicicletaselectricas.club...” es decir la bicicleta activa su impulso eléctrico solo a través del pedaleo, no deja de ser una bicicleta convencional, con una reserva de energía para que quien la conduzca llegue a destino, en tiempo y forma. Su límite de velocidad es 20 mph, ajustándose a la norma de la región”. Cabe aclarar que la velocidad que alcanza equivale a unos 32Km/h aproximadamente.

En los Estados Unidos, el precio del alquiler de bicicletas eléctricas de Uber es de 2 dólares cada 30 minutos, y 1 dólar por cada 15 minutos extras.

Jump, tiene 8 años en el mercado, y 15 mil bicicletas no eléctricas en alquiler en el territorio estadounidense. Con esto ha experimentado por sí mismo las ventajas de la bicicleta eléctrica  para el usuario y para su negocio, aumentando hasta 3 veces más el tiempo y 3 veces más los kilómetros recorridos con la nueva modalidad.

¿Por qué elegir una bicicleta eléctrica?

Acerca de cómo funciona UBER

Con la ayuda de la tecnología, lo que parece tan simple como tocar un botón para pedir un viaje, se transforma en innumerables interacciones entre personas por todo el mundo para llegar al lugar que quieren o donde necesitan estar.

Además de ayudarte a llegar de un punto a otro, la compañía trabaja con miras al futuro. Con tecnología de vehículos autónomos y transporte aéreo urbano, brinda opciones para ordenar comida en forma rápida y económica, y, entre otras cosas, crean nuevas soluciones para reservar envíos de cargas y ofrecen a las empresas viajes de negocios en forma sencilla.

El servicio principal de Uber es la tecnología que, a través de una app, conecta a Socios Conductores con usuarios, para pedir viajes cuando los necesitan.

El usuario puede dejar la bicicleta anclada donde quiera, y al necesitar una, la aplicación le informa dónde están las unidades más cercanas. Por medio de un código enviado al móvil desbloquea el rodado.

Este sistema está pensado más para el turista o para el usuario ocasional, que no quiere pagar un abono anual por un servicio al que apenas le dará uso.

Pero como todas las cosas, hay algunas cuestiones que no hacen a la perfección del servicio. Por ejemplo, en China este sistema acarrea una consecuencia imprevista: los usuarios tienen la mala costumbre de dejar la bicicleta abandonada por cualquier sitio.


Este medio de transporte está visto con admiración por ser una alternativa saludable y rápida, para moverse agilmente por las ciudades, evitar congestionamientos y contribuir a evitar la contaminación...¿llegará a expandirse sin límites en todo el mundo?


Compartir en redes sociales