Ambiente

PELIGRA LA LEY DE HUMEDALES: PERDERÁ ESTADO PARLAMENTARIO SI NO SE TRATA ESTE AÑO

27 de Noviembre del 2021 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir


El proyecto de ley para la conservación, el uso sostenible y la restauración de humedales está muy cerca de volver a perder estado parlamentario si no es tratada en el Congreso antes de que termine el año. Por ello, más de 380 organizaciones socioambientales y políticas de todo el país reclaman un plenario unificado de todas las comisiones que faltan para que la iniciativa llegue al recinto.

ESTANCADA EN AGRICULTURA, HACIENDA E INTERESES MARÍTIMOS

La urgencia es concreta: el proyecto, que sintetizó propuestas de todos los bloques, tuvo dictamen en noviembre de 2020 en la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de Diputados, pero quedó trabado en Agricultura y Ganadería, Presupuesto y Hacienda e Intereses Marítimos, Fluviales, Pesqueros y Portuarios. Si no logra media sanción antes del 31 de diciembre, fin de las sesiones ordinarias extendidas por decreto de Alberto Fernández, será la tercera vez que deberá empezar desde cero en menos de una década.

RELACIONADO: EL RÍO PARANÁ SE DIRIGE A UNA CRISIS HISTÓRICA Y ALERTAN SOBRE CONSUMO DE AGUA

El proyecto para la protección de estos territorios, que ocupan el 20 % de norte a sur del país, introduce una moratoria para nuevas actividades e impide la ampliación de las existentes hasta que finalice el inventario nacional. Un freno de emergencia que busca proteger “estos ecosistemas fundamentales para la biodiversidad, la calidad del aire y el agua”, dicen las organizaciones en una carta dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa (FDT), José Arnaldo Ruiz Aragón (FDT), Juan Aicega (JXC) y Carlos Heller (FDT), titulares de las comisiones involucradas. 

RECLAMAN PLENARIO UNIFICADO DE TODAS LAS COMISIONES

“Somos cientos los grupos, colectivos, movimientos y organizaciones de todo el país que vivimos, trabajamos, producimos y queremos a los humedales”, dice el texto, que agrega que la pandemia del covid-19 es un recordatorio de que “cuanto más alteramos los ecosistemas, más peligro corremos. No hay vida ni producción posible con ecosistemas degradados”.

La Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN), por su parte, señala que el proyecto no prosperó en 2013 y 2016 “por falta de interés en el tema y como consecuencia del lobby”, y llamó a no dejar que “se repita la historia”.

Las principales opositoras al proyecto son las asociaciones del agro, las cámaras mineras y forestales, señaladas por su rol en las quemas intencionales, la expansión de la frontera agropecuaria con monocultivos y agrotóxicos y la construcción de emprendimientos exclusivos.

“DOS AÑOS DE QUEMAS ININTERRUMPIDAS”

“Después de casi dos años de quemas ininterrumpidas no tenemos responsables sancionados por la Justicia, no tenemos acción de nuestres legisladores, no tenemos respuesta alguna del Poder Ejecutivo. La media sanción de la #LeyDeHumedalesYa es indispensable”, tuiteó la Multisectorial de Humedales de Rosario.

Recientemente un grupo de biólogos y estudiantes de la Universidad Nacional del Litoral, la Universidad Autónoma de Entre Ríos, el Conicet y el Foro Ecologista de Paraná presentó un adelanto de un estudio sobre humedales del delta tras los incendios intencionales de 2020.

Los resultados no son alentadores: en una evaluación de corto plazo -entre 24 y 196 horas- identificaron que la vegetación se redujo a la mitad, mientras que en un 70 % de los humedales no hubo revegetación en el mediano plazo, calculado entre tres y cuatro meses. Además, hubo ochenta y tres especies afectadas directa o indirectamente, suelos quemados a una profundidad de entre dos y doce centímetros y llamas que alcanzaron hasta cuatro metros en árboles.

La información, que se publicará próximamente en la revista especializada Biodiversity and Conservation, da cuenta de la gravedad de lo ocurrido en la zona del litoral y la urgencia por impedir que estos ecosistemas fundamentales sigan destruyéndose a nivel nacional.

Crece la indignación por el posible destino del proyecto, cuya síntesis demandó meses de discusión e intercambio. En redes sociales varios recordaron que la ley de humedales fue una de las consignas de la reciente campaña electoral del Frente de Todos, la fuerza política que preside dos de las tres comisiones donde la iniciativa está estancada.

Compartir en redes sociales