Planta Geotérmica en Misiones

Planta Geotérmica en Misiones, hace una semana comenzó un relevamiento de industrias de la zona del Alto Uruguay, para conocer la oferta de biomasa que existe en la región. El objetivo final es instalar una planta térmica que reutilizará los desechos de los aserraderos. La recolección de datos la realizan los técnicos Marcelo Da Acuñha y Sebastián Oriozabala, quienes diagramaron un programa de reutilización de residuos forestales y foresto-industriales, para la Municipalidad de Aristóbulo del Valle.

Los técnicos estiman que esta tarea finalizará el martes próximo y después se avanzará en la sistematización de los datos para determinar el volumen de material combustible disponible. Con los resultados obtenidos, las empresas EMSA y COPAT SA definirán si es viable invertir en el montaje de la planta térmica en la zona del Alto Uruguay. De concretarse la compra del equipamiento, la planta estaría en condiciones de vender energía eléctrica a ENARSA (Energía Argentina Sociedad Anónima) a un valor de U$S 117 MW/hora.

Esta iniciativa –impulsada a principios de este año por el intendente de Aristóbulo del Valle, Eldor Aníbal Hut- nuclea a la mayoría de los municipios de los departamentos de Oberá, Cainguás, 25 de Mayo y Guaraní. En un principio Hut había pensado que podía llevar adelante este proyecto solo en su municipio, pero al observar que el 50 por ciento de la industria maderera de la provincia está asentado en el Alto Uruguay decidió congregar a los municipios de esta zona. La región tiene plantas de pequeñas y medianas empresas que procesan madera implantada (pino y eucalipto) y nativa, con infraestructura poco desarrollada. La mayoría tiene dificultad para darle un tratamiento a los subproductos como el aserrín, la viruta y los costaneros.

Como ventaja, la región posee una red de rutas nacionales y provinciales que facilitan el tránsito. El proyecto establece como epicentro el departamento Cainguás, lo que permitiría generar un diagrama logístico de recolección y transporte de la materia prima que no supera los 70 kilómetros. De esta manera, el industrial que comercializará los residuos obtendrá un beneficio económico porque se abaratarán los costos de traslado. También disminuirán los riesgos de incendios forestales y foresto-industriales, al mismo tiempo se contribuirá a la estética paisajística de las zonas urbanas de las diferentes localidades.

Reuniones de trabajo

A principios de este año, los jefes comunales del Alto Uruguay mantuvieron una serie de reuniones con autoridades de la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología de la provincia y la empresa Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (EMSA) para dar a conocer el proyecto y buscar financiamiento.

Una vez finalizado el estudio de pre factibilidad, que respaldaba la instalación de la planta en el Alto Uruguay, fueron convocados a una reunión de trabajo los intendentes de la zona, el Subsecretario de Ciencia y Tecnología, Carlos Galian; el vicedecano de la Facultad de Ciencias Forestales, Obdulio Pereyra; representantes del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Durante el encuentro, desarrollado en el salón del Bicentenario de Aristóbulo del Valle, los técnicos expusieron sobre los alcances del programa y a quienes involucrará.

Después se concretaron nuevos encuentros en otras localidades, donde acordaron avanzar con el relevamiento de los aserraderos.

Fuente: www.energiabiomasa.org

alejagm
753