Ambiente

NATUSFERA: PLATAFORMA VIRTUAL EN EUROPA PARA OBSERVAR LA BIODIVERSIDAD

29 de Junio del 2016 | 2 min lectura| Sabrina Pin
Compartir

Natusfera: Plataforma virtual en Europa que conectará los amantes de la naturaleza. Su objetivo principal es dar acceso —vía Internet, de manera libre y gratuita— a los datos de biodiversidad de todo el mundo para apoyar la investigación científica, fomentar la conservación biológica y favorecer el desarrollo sostenible. Actualmente (junio de 2016), GBIF comparte en todo el mundo más de 650 millones de registros de biodiversidad procedentes de más de 30.000 bases de datos.

Desde este mes, todas las personas que quieran registrar y compartir observaciones de la naturaleza, conocer a otros naturalistas y aprender sobre el mundo natural podrán registrarse en Natusfera, descargarse la app y empezar a crear sus propios proyectos o cuadernos de campo virtuales.

¿Qué es Natusfera?

Natusfera, que se ha presentado en el Real Jardín Botánico-CSIC (España), es una plataforma de ciencia ciudadana creada por el CREAF y coordinada desde GBIF España, disponible actualmente en castellano, gallego, catalán, euskera e inglés. Su tecnología es una adaptación de iNaturalist, una plataforma estadounidense que funciona muy bien entre la comunidad angloparlante y en México. Natusfera nace para posicionarse como la plataforma de ciencia ciudadana de referencia en Europa para estudiar la biodiversidad.

Natusfera es una plataforma financiada por la FECYT, Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, la Obra Social "La Caixa", el Nodo Nacional de Biodiversidad en España, GBIF.ES y el ICM-CSIC.

¿Cómo funciona?

Es una plataforma digital, de código abierto y fácil de usar que no requiere de conocimientos técnicos. "Un hecho muy significativo es que está al alcance de cualquier persona y permite subir fotos, incluso sonidos, de los seres vivos que uno encuentre en la naturaleza, identificarlas, ordenarlas y crear listas o proyectos personalizados. La plataforma es, a su vez, una red virtual donde todos sus usuarios están conectados y se ayudan unos a otros a identificar especies o a llenar de datos los múltiples proyectos. Una herramienta digital muy útil al servicio de la sociedad", apunta Jesús Muñoz, director del Real Jardín Botánico y responsable de la Unidad de Coordinación del Nodo Nacional de GBIF España.

Objetivos y perspectivas

Según Bernat Claramunt, investigador del CREAF que lidera el proyecto, "hemos creado una plataforma que será capaz de crecer según las necesidades de los mismos usuarios, y que tiene como uno de sus objetivos principales crear sinergias y comunicarse con otras plataformas parecidas a nivel local, nacional e internacional".

También se pretende que los datos masivos generados por los usuarios de Natusfera, previamente validados por expertos dentro de la comunidad, pasen a formar parte de las bases de datos conectadas a la Infraestructura Mundial de Información en Biodiversidad (GBIF, por sus siglas en inglés) y puedan ser consultados a través de sus portales de datos.

Para Cristina Villaverde, coordinadora técnica de GBIF España, "estos datos más locales quedarán avalados por una organización mundial que publica información de biodiversidad de todo el planeta y de la que se nutren miles de proyectos científicos" y, añade, "de esta forma daremos la oportunidad a pequeños colectivos sin mucha infraestructura de crear sus propios proyectos y de integrar sus datos en plataformas globales".

Parte del equipo fundador de Natusfera está implicado directamente en los órganos de gestión de la Asociación Europea de Ciencia Ciudadana (ECSA, por sus siglas en inglés). Jaume Piera, investigador del Instituto de Ciencias del Mar (ICM) y del CREAF, y miembro fundador de esta asociación, apunta que, "Natusfera será la primera plataforma apoyada por la ECSA y se ofrecerá a nivel europeo a todos los colectivos que quieran desarrollar proyectos de biodiversidad con ciudadanos".

Compartir en redes sociales