Ambiente

POR DEFORESTACIÓN PELIGRAN LOS ÚLTIMOS 20 YAGUARETÉS DEL GRAN CHACO

14 de Junio del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Argentina es el país sudamericano en el que menos yaguaretés quedan: cerca de 250 individuos a nivel nacional, solo 20 en la región del Gran Chaco. Se trata de una importante disminución en la última década. La principal causa está en la expansión de la frontera agropecuaria. Para poder sobrevivir cada animal necesita aproximadamente 40 mil hectáreas de bosque continuo y en buen estado de conservación, una superficie similar a dos ciudades de Buenos Aires.

El pasado jueves 10 de junio Greenpeace presentó una medida cautelar a la Corte Suprema de Justicia de la Nación solicitando “el inmediato cese provisional” de cualquier tipo de actividad d desmonte” en la provincia de Chaco. La organización advirtió “la pérdida de 7.811 hectáreas de bosques nativos en la provincia entre los meses de noviembre de 2020 y abril de 2021, encontrándose vigente el fallo de la Justicia chaqueña que suspendió los desmontes. Paralelamente, y contrariamente a lo establecido por dicho fallo judicial, el Gobierno provincial convocó a la realización de audiencias públicas durante el mes de junio del presente año para autorizar Cambios de Uso de Suelo (desmonte) en ocho fincas”.

DEFORESTACION CERO PARA EL RENACER DEL YAGUARETÉ

Según Hernán Giardini, coordinador de campaña de Bosques de Greenpeace, “los científicos estiman que en Argentina el territorio del yaguareté quedó recluido en los últimos dos siglos a tan solo un 5 % de la superficie original y en la región chaqueña está al borde de la extinción. A pesar de haber sido declarado Monumento Nacional no se está protegiendo su hábitat, que es continuamente arrasado por las topadoras para ampliar la frontera agropecuaria, lo que pone en serio peligro su subsistencia. Al violar la Ley de Bosques, el Gobierno del Chaco es cómplice de este ecocidio, que implica más cambio climático, inundaciones, enfermedades, desalojos de campesinos e indígenas y pérdida de biodiversidad”.

La presentación hecha por Greenpeace ante la Corte Suprema advierte que en este preocupante marco, donde la deforestación (con y sin permisos) no cesa ni con fallos judiciales, el Gobierno de Chaco decidió avanzar con la actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), para lo cual convocó a la participación de talleres en distintas localidades durante el mes de junio, a pesar de las restricciones a la circulación y a actividades por la pandemia de COVID-19, y la falta de conectividad a Internet de sectores claves para la discusión sobre lo que se realizará en sus territorios, como indígenas y campesinos.

LA PRIMERA DEMANDA EN ARGENTINA EN NOMBRE DE UNA ESPECIE

La demanda presentada en julio de 2019 fue la primera en la historia jurídica de Argentina en nombre de una especie y de los Derechos de la Naturaleza. Los demandados fueron las provincias de Chaco, Salta, Formosa y Santiago del Estero y el Estado nacional, por no cumplir la Ley de Bosques, y así permitir que se destruya el hábitat del yaguareté.

Ante la falta de actualización del Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos, que debió realizarse en 2014, el 5 de noviembre de 2020 la Sala Primera de la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la provincia del Chaco resolvió ordenar a la Subsecretaría de Desarrollo Forestal del Chaco y al Ministerio de la Producción, Industria y Empleo del Chaco la inmediata suspensión de toda autorización de cambio de uso de suelo “en cualquier estado de ejecución en que se encuentre” desde diciembre del año 2014 y hasta el presente.

La Procuración General de la Nación dictaminó que la causa es jurisdicción de la Corte Suprema. El amparo presentado este jueves solicita que se garantice “deforestación cero” en los territorios del yaguareté y se implemente un Plan de Manejo de la especie, como lo dispone la Ley Nacional N° 25.463 que lo declara Monumento Natural Nacional.

Compartir en redes sociales