¿POR QUE IMPLEMENTAR CONTENEDORES INTELIGENTES ES UNA GRAN IDEA?

 Sería una prudente decisión si se llevara a cabo como una política pública. Los beneficios se basan en alivios medioambientales y en menores costos. 

El dispositivo facilita la gestión inteligente de residuos a través de la optimización de la recolección, permitiendo monitorear el nivel de llenado y recibir notificaciones cuando el contenedor requiera ser vaciado.

Pero... ¿Que son exactamente?

Se trata de contenedores equipados con sensores volumétricos para medir el  llenado, su temperatura y el horario en que se deposita la basura. Todo esto logra una mayor eficiencia y está instalado en numerosas ciudades del primer mundo. 

Existe una plataforma específicamente desarrollada para monitorear de forma constante todo el proceso para la gestión eficiente de la recogida de residuos. Además permite gestionar la energía, parking, entre otras cuestiones. El sensor funciona a batería y la misma tiene una duración de 2 años y no es necesario tener wifi para que funcione.

Beneficios de pensar inteligente

El enorme beneficio es la optimización del servicio de recogida y servicio al ciudadano. Pero las ventajas continúan: La obtención de información sobre el estado de cada contenedor, la frecuencia de uso y los horarios. Esto permite que los camiones optimicen sus viajes al no tener que recorrer contenedores semivacíos. Por lo tanto, evita impactos al medio ambiente, mejora el tránsito y reducir la contaminación acústica. Además de la reducción de combustible y con ello las emisiones de CO2 (6,5 toneladas al año).

En la Argentina, según la Dirección Nacional de Gestión Integral de Residuos (DNGIR), el promedio diario de desechos por habitantes es de 1,03 kilos, equivalente a casi 45.000 toneladas diarias para el total de la población y unos 16,5 millones cada año. En CABA trabajan unos 2500 camiones de recolección de basura para juntar las 17.000 toneladas de residuos que cada día.

San Sebastián es un ejemplo de ello, ya que logro ahorrarse hasta dos millones de euros anuales en la gestión de sus residuos debido al uso de esta tecnología. Luego de experimentarlo, concluyeron que el 40% de los contenedores necesita menores frecuencias de recogida, sin que ello afecte al servicio. Esto permite un ahorro importante en la factura de la gestión de residuos. Con casi 190.000 habitantes, se habría ahorrado más de 430.000 euros anuales. Y hasta 2 millones si la tecnología se utiliza para las otras fracciones de basura (papel, plástico, orgánico y vidrio).

En las ciudades más reconocidas del mundo, es habitual encontrar este tipo de contenedores. Tal es el caso de New York, Boston, así como otros 48 estados de EEUU, Canadá, así como en el Campus de Trinity College en Dublín (Irlanda), Frankfurt (Alemania), Bornemouth y Cambridge (Reino Unido) y Barcelona, para facilitar la recogida de basuras en su ciudad.

El impacto económico radica en que la recolección tradicional es mucho más costosa. Y esto tiene su contrapartida ecológica al fomentar la separación de residuos y al evitar el desborde de los contenedores se evitan roedores, cucarachas, y hasta posibles inundaciones. La innovación en la recogida de residuos urbanos es vital para liberar recursos, reducir el impacto medioambiental y dar un mejor servicio.

                                             Por Vanessa Furlón, equipo Sustentartv

vanesa
0