Tecnología sustentable

DE POSTES DE LUZ A CARGADOR DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

13 de Abril del 2015 | 2 min lectura| alejagm
Compartir

De postes de luz a cargador de vehículos eléctricos, así se lanzo un proyecto piloto en CHINA para transformar los postes de luz para que sirvan como cargadores para vehículos eléctricos. Se convirtieron 88 lámparas de sodio de alta presión de una avenida del distrito norteño de Changping, Beijing en lámparas LED y aprovechando la energía ahorrada se instalo como versión de prueba en ocho postes cargadores para los automóviles eléctricos.

Los postes cargadores funcionan día y noche, aliviando la demanda de recarga de los taxis y los automóviles privados eléctricos de la zona y el proyecto se podría extender a otras áreas. La capital china ha establecido postes cargadores en los negocios de venta de vehículos de nuevas energías, aparcamientos, parques industriales de tecnología avanzada y áreas de servicio a lo largo de las autopistas.

El plan es construir 10.000 postes cargadores de uso público para los vehículos eléctricos para 2017, indicando que se instalarán en los aeropuertos, las estaciones ferroviarias, los estacionamientos públicos, de centros comerciales y de supermercados, las áreas de descanso de las carreteras, los puntos de venta de vehículos eléctricos y las gasolineras.

China ha animado a los consumidores a que compren vehículos eléctricos como solución para los problemas de contaminación que padece el país, pero la escasez de infraestructuras de recarga eléctrica es un obstáculo que intentan resolver. Un dato para mencionar es la producción de vehículos eléctricos se cuadruplicó en 2014 con respecto al año anterior hasta alcanzar las 83.900 unidades, la producción de coches de pasajeros puramente eléctricos aumentó un 300 % llegando a las 37.800 unidades, mientras que la de híbridos se situó en 16.700 unidades.

No obstante, pese a medidas gubernamentales para impulsar la producción de vehículos eléctricos como las exenciones de impuestos, los subsidios de precios y la obligación de que los órganos gubernamentales compren automóviles ecológicos, los vehículos de nuevas energías sólo representa una proporción ínfima de la producción automovilística total de China.

Compartir en redes sociales