Comidas saludables

RECETAS CON FLORES DE CALABAZA

23 de Junio del 2021 | 2 min lectura| florencia
Compartir

La flor de calabaza, como su nombre lo indica, es la flor comestible de la planta de la calabaza de color amarillo-naranja y en forma de embudo.

Es particularmente rica en vitamina A y ácido fólico, potasio, calcio; y como la mayoría de las verduras, provee muy pocas calorías por lo que es una excelente opción para incluir en los platos.

El pigmento amarillo-naranja característico de la flor de calabaza indica que contiene flavonoides, que funcionan como antioxidantes, e inhiben la oxidación del colesterol malo que obstruye las arterias. Además, tienen la capacidad de dilatar los vasos sanguíneos, contribuyendo a una adecuada presión arterial y disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Antes y durante del embarazo la flor de calabaza constituye un alimento ideal que puede complementar el ácido fólico necesario para el adecuado desarrollo del feto.

Flores de calabaza fritas

Ingredientes

  1. Flores de calabaza
  2. Jamón crudo
  3. Queso mozzarella 
  4. Huevo
  5. Harina
  6. Aceite de oliva virgen extra
  7. Sal

Preparación

1.- Lava rápida y suavemente las flores; secalas y limpialas.


2.- Cortá cada feta de jamón en dos y la mozzarella en bastones. Envolvé cada bastón de queso con el jamón.


3.- Colocá el jamón con la mozzarella en el interior de la flor de calabaza; cerrala y rebozala por huevo y harina hasta que esté del todo cubierta.


4.- Freí en abundante aceite de oliva caliente hasta que estén doradas. Luego escurrilas. Y listo !! A comer.


Pasta con flor de calabaza sin gluten

Ingredientes

  1. Pasta sin gluten
  2. Flores de calabaza
  3. 2 cdas de harina
  4. 2 cdas de manteca
  5. 1 diente de ajo picado
  6. 1 1/2 tazas de leche
  7. 1 cda de orégano seco
  8. 1/2 taza de queso

Preparación

1.- Herví tu pasta preferida en agua con sal hasta que esté al dente. 

2.- Coloca la harina con la manteca y el ajo en una olla a fuego medio. Revolvé constantemente hasta que la masa tenga un color ligeramente dorado. Añadí la leche poco a poco sin dejar de mover (si está un poco espesa, añadí más leche o agua).

3.- Incorpora las flores de calabaza con el queso, salpimentá a gusto y agrega la pasta. Mové cuidadosamente hasta que se impregne bien la salsa y espolvorea el orégano.

Tené en cuenta...

Las flores de calabaza se conservan por poco tiempo, por lo que es importante consumirlas el mismo día o al día siguiente que se adquieren.



Compartir en redes sociales