Ciudades sostenibles

RECETAS CONTRA LA INFLACIÓN

14 de Enero del 2019 | 2 min lectura| alejagm
Compartir

¿Cómo hacer rendir un poco mas el dinero en epoca de vacas flacas?

Todos sabemos que la economía tiene tendencias: crecer, mantenerse o decrecer, esto significa que el PBI puede aumentar, mantenerse o reducirse respecto al periodo anterior.

El PBI es la riqueza generada en una zona en un tiempo determinado. Esto es igual a lo que se reparte entre Salarios, Ganancias y Rentas.

Si hacemos una cuenta sencilla, podremos darnos cuenta que los salarios han crecido durante el 2018 menos que la inflación, eso significa que se achicaron las retribuciones al trabajo.

Antes una familia tenia una capacidad de compra de por ejemplo 1000 sachet de leche el 1 de Enero del 2018 (tomando como parámetro la marca X de leche) y al finalizar el año,  31 de Diciembre del 2018 solo podía comprar 900 sachet de leche. Esto significa que su salario se redujo un 10%.

Keynes describió allá por 1930 que las familias con su dinero pueden ahorrar o consumir. Por lo tanto se podrían medir los consumos de las familias de clase baja y concluir que el consumo es casi del 100% y el ahorro del 0%. En cambio en las clases altas, el consumo (si bien es alto) en términos porcentuales puede llegar al 40% teniendo como destino el resto, el ahorro.

Si antes las familias consumían poco, con la caída de su salario real (su poder adquisitivo o capacidad de compra) ahora gastan el total de su salario pero con dificultades para llegar a fin de mes.

La idea de esta nota, es repensar como hacer para hacer rendir el dinero un poco mas, para poder llegar a fin de mes.

Programando el futuro

Cuando me refiero a la programación, no hablo en este caso de computadoras. Sino de poder preveer que sucederá en el futuro y actuar en consecuencia.

Por ejemplo, definir las comidas que se comerán durante la semana. De esa forma, se podría cocinar una vez guardando en el frezer para cada día. De esta forma habría un ahorro en las compras, en el tiempo utilizado y en el gas o electricidad utilizado para cocinar.

Realizar reparaciones preventivas. Si observamos alguna rotura en la casa, podremos pensar en arreglarla lo antes posible, antes que empeore. Ahorrando de esta manera en el tiempo, en materiales, ya que se podrá pedir presupuestos previamente de mano de obra y materiales.

Si hay que hacer tramites, se podrían planificar las rutas a realizar, de esa forma se ahorraría en transporte, en tiempo, en esfuerzos.

Todos sabemos que algunos productos sufren aumentos de precios temporales como son los útiles escolares. En marzo son mas caros que en Diciembre anterior, por lo tanto se podrían hacer las compras antes, para evitar los aumentos. Lo mismo para regalos de las fiestas, si se los compra un mes antes, se podría ahorrar dinero y tiempo.

Comparando precios

Desde hace unos años, existe le tendencia de ofertas según el día en diferentes supermercados, por lo que se podría programar para ir al supermercado, con lista de compras, de los productos en oferta.

En todas las ciudades existen zonas mayoristas, allí también se pueden conseguir productos mas baratos por unidad, y si así no fuera, se podría comprar mas cantidad y vender los sobrantes. Por ejemplo si necesito comprar bufandas y el mínimo son 5 bufandas, podría calcular en comprarlas y terminar vendiendo las otras 4 al precio de mercado minorista.

Remplazar el valor agregado

Entendemos que el precio de los bienes esta relacionado con el valor agregado que este tiene, por lo tanto se podría pensar en reemplazar valor agregado de otros por el propio. Por lo tanto si tenemos que celebrar un cumpleaños y queremos soplar las velitas, podremos comprar la torta hecha, o comprar el bizcochuelo para hacer junto con el resto de los materiales y hacerlo o ir mas atrás en el proceso productivo y con la harina, la leche y los huevos armar el bizcochuelo para transformarlo en torta. Buscando reemplazar el valor agregado por mano de obra propia, podremos ahorrar en los precios

La unión hace a la fuerza

Juntarse con familiares, amigos y vecinos para hacer compras comunitarias es una opción muy útil. Lo que habría que hacer, es consensuar los productos y compartir gastos de envió. Allí se podría combinar con tarjetas de descuento, días de descuento, mayoristas, ferias y mercados artesanales.

Internet y el manuel de todo

Muchas veces me ha pasado de querer realizar una receta, arreglar un electrodoméstico o simplemente colocar un estante y para todos los casos necesite 2 cosas. Valor e internet. En YouTube, podremos encontrar miles de personas que generosamente nos enseñaran a realizar aquellas tareas que desconocemos y ver que solo se necesita animarse.

Escrito por Hernan Bergstein 

Economista

Tw:@hernanbergstein

Ig: emprendedor1.0

Compartir en redes sociales