Residuos

RECICLAR BASURA ELECTRÓNICA

25 de Julio del 2016 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

Reciclar basura electrónica: sin tirar un cable a Tierra

Vivimos pendientes de los tendenciosos avances electrónicos. Nos urge ser dueños de las novedades tecnológicas, obsoletas al año siguiente. ¿Cuántos celulares tuviste el año pasado? ¿Sentís que la tele de 42 pulgadas ya te queda chica? No sos el único. Todos vivimos corriendo al bichito de la tecnología, aunque sin preguntarnos qué pasa con todos la chatarra electrónica que vamos dejando de lado. ¿Sabías que la mayor parte de los electrónicos puede reciclarse?

Comprar, tirar, Comprar, Tirar.

En Argentina, cada habitante genera aproximadamente 4 kg de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE´s) por año según estudios de la Asociación GSMA. La corrida por el último modelo, o la mayor utilidad y funciones de los equipos más modernos hacen que jubilemos a los “viejitos” cada vez con más periodicidad y no que hablar los que nos llegan con obsolescencia programada .

Greenpeace Argentina afirma que el 50 % de estos están arrinconados en oficinas, hogares, entes públicos o depósitos, el 40 % se entierra o descarta en basurales y que solamente el 10% se destina a su correcto tratamiento y reciclaje. Preocupa su destino: mucha de esta “chatarra electrónica” todavía puede aprovecharse, por medio de la reutilización, restauración o reciclaje. En el ranking de equipos más utilizados y desechados se encuentran los teléfonos celulares y las computadoras, (y de ambos, hasta 90% de sus partes puede reciclarse), seguidos por pilas y baterías recargables y cámaras fotográficas.

Minería Urbana, ¿recuperar metales de la basura?

De todos estos equipos pueden rescatarse diferentes componentes: oro, plata, cobre, plomo, plásticos, y otros tantos materiales. El derroche m

El desperdicio de recursos que son cada vez más escasos es preocupante,  la desidia de tirar estos elementos al relleno, TIRAR RECURSOS, que en el caso reutilizarse hasta un %95 volverían al mercado y evitarían parte del impacto que genera la minería. La economía lineal ya no es una opción viable y tenemos que cambiar la mirada.

Enterrar  esos residuos, es tiara la  plata literalmente  a la basura. Estudios confirmaron que Argentina desperdició más de diez mil dólares en 2011 en oro, plata y cobre descartados en teléfonos celulares.

Por otro lado, los rellenos sanitarios y basurales a cielo abierto terminan siendo los receptores de estos residuos. Al degradarse, contaminan napas y suelos y liberan toxinas que terminan repercutiendo en el área. ¿Sabías que un 70% de las toxinas que se desprenden de los tiraderos de basura son de residuos electrónicos?

La Ley de Basura Electrónica

Greenpeace empezó a gestar una La Ley de Basura Electrónica para poner control sobre el tratamiento de residuos, generar el hábito de reciclaje en la población y obligar a las empresas a tomar responsabilidad sobre el tratamiento de estos desechos al final de su vida útil.

Las empresas y  los consumidores, son responsables directos de la contaminación que producen pilas, baterías, teléfonos celulares, impresoras, computadoras, etc., que producen una vez que termina su vida útil. Muchas empresas ya se hacen cargo del reciclado de sus propios productos en  otros países, a esto se lo llama responsabilidad extendida del producto. Incluso en Argentina, existen unas pocas empresas que sí se encargan de su gestión, implementando el material recuperado como parte de sus materias primas para nuevos productos. Sin embargo, la Ley formal perdió su rumbo por negativas en su aprobación en el 2012.

¿Qué hacer entonces con la basura electrónica? ¿Hay lugares dónde se pueden reciclar?

¡Los hay! Pero IMPORTANTE: no te olvides de respetar la regla de las 3R: reducir tu consumo es la clave para bajar los niveles de residuos. Cuanto menos compramos, menos tiramos. Incluso, aunque tu equipo tenga fallas, muchos pueden salvarse y reacondicionarse.

Finalmente, para reciclar tu basura electrónica sólo tenés que buscar tu punto de reciclaje más cercano, o pedir a tu municipio campaña de Raee´s , para que se puedan disponer esos residuos de manera adecuada.

Es evidente que no aprovechar los beneficios de la tecnología sería contraproducente y casi retrógrada. Pero caer en el avance indefinido sin preocuparnos por los dispositivos abandonados ¿no trae más desventajas que logros?. Ya no podemos tolerar más el derroche masivo, la basura ocupa lugar y causa problemas, busquemos la manera de reducir, reciclar, reutilizar.

Compartir en redes sociales