Regalá cosmética responsable

Cada vez más personas deciden hacer un cambio positivo para su físico y para el planeta, descubriendo que los productos de la naturaleza conllevan la posibilidad de reconvertirse, cuidando nuestro cuerpo y el ambiente. 

La cosmética ecológica para la piel consiste en productos naturales, sanos y sostenibles, además de envases biodegradables con el medio ambiente. 

Las mejores marcas se dieron cuenta de este cambio y comenzaron a bombardear de publicidad con productos naturales. Pero… ¿es lo mismo cosmética natural qué ecológica? ¿Cómo nos damos cuenta si algunas marcas nos mienten? La ecológica está en auge en la sociedad y alcanzo un 9,5%, de crecimiento en el mercado a nivel mundial.

La falta de información concreta sobre su proceso de fabricación o la procedencia de sus componentes y el escaso reconocimiento y transparencia de los sellos de sostenibilidad, o de certificaciones oficiales que marquen los criterios necesarios para afirmar que dichos productos son naturales o ecológicos, dan lugar a que coloquen la información de una manera que se malentienda y las marcas no sean totalmente lo que venden, ya que un componente natural no conforma todo el producto.

Cosmética ecológica vs cosmética natural: ¿realmente son sinónimos?

La cosmética ecológica contiene ingredientes procedentes de la agricultura ecológica. La “cosmética natural”, en cambio, no se sabe bien ¿qué es?. Desde tiempos inmemorables, se ha abusado del término “natural” en el marketing de productos de cosmética. Tantos cosméticos son publicitados como “naturales” sólo para darles una apariencia de belleza saludable cuando, en realidad, su fórmula distaba mucho de contener ingredientes vegetales, o también que contenga ingredientes tóxicos o potencialmente dañinos para el organismo.

Se pueden encontrar esta clase de productos sostenibles bajo el nombre de “cosmética ecológica” o “cosmética Bio”. “Cosmética Orgánica”. Existen varios sellos que así lo certifican, como Ecocert, Cosmebio, Natrue, Soil Association u otros.

¿Cuáles son los CRITERIOS DE SOSTENIBILIDAD DE ECOLÓGICA?

Los siguientes son los principales sellos certificados y que criterios aplican para serlo...

Ecocert Ausencia de transgénicos, parabenos, fenoxietanol, nanopartículas, silicona, PEG, perfumes y colorantes sintéticos e ingredientes de origen animal. Biodegradabilidad y reciclabilidad de los embalajes. el 95% de los ingredientes sea natural o de origen natural yde los ingredientes vegetales debe proceder de agricultura ecológica.

BDIH Standard

Ausencia de perfumes sintéticos, agentes colorantes sintéticos, siliconas, derivados del petróleo e ingredientes etoxilados y parafinas. Sin pruebas en animales.

Soil Association Ausencia de químicos controvertidos, parabenos, colorantes sintéticos, tintes o fragancias. Como mínimo el 95% de los ingredientes orgánicos. Sin pruebas en animales.

Ecolabel Tiene en cuenta criterios de sostenibilidad que afectan al impacto en los ecosistemas acuáticos, la biodegradabilidad y la limitación de envases.

Der Blaue Engel Etiquetado alemán que incorpora criterios ambientales como la reducción del impacto ambiental en las etapas de fabricación y reciclaje, embalaje, uso, emisión, recogida y desecho. Los cosméticos deben incorporar ingredientes biodegradables y no contaminantes

Nordic Ecolabel Certificación común en los países escandinavos: Dinamarca, Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia. Cosméticos sin ingredientes químicos perjudiciales para la salud o el medio ambiente, sin parabenos, sin ingredientes considerados como disruptores endocrinos, biodegradables, sin microplásticos y sin fragancias.

USDA Esta certificación vigente en Estados Unidos se aplica a El producto no contiene conservantes sintéticos, derivados del petróleo, radiaciones ionizantes o pesticidas. Como mínimo el 95% de materiales procedentes de la agricultura orgánica.


¿Qué es exactamente la cosmética ecológica?

Es la dualidad de conciencia: la necesidad de una vida más sostenible por un lado y, por otro, de la necesidad de usar productos cosméticos más saludables.

La cosmética convencional posee ingredientes sumamente tóxicos como la dermofarmacia. Prestigiosos especialistas confirmaron la capacidad que tienen los cosméticos para penetrar en el organismo a través de la barrera cutánea. Al acumularse en el tejido cutáneo pueden instaurar enfermedades u otros trastornos graves. Esto lleva a producirse una acumulación de sustancias tóxicas en el organismo, cada día, durante décadas.

La Cosmética Ecológica resuelve esos inconvenientes de alergias, sensibilidad, rojeces que la domestica convencional no aunque falsamente lo promete. Se comprendió por fin que el problema estaba en la fórmula: los ingredientes derivados del petróleo y otras sustancias sintéticas les provocaban el problema. Una cosmética ecológica o “Bio” no debe contener Parabenos, PGE, Ftalatos, metales pesados como el mercurio o el plomo (muy usado para elaborar maquillaje), y un largo etcétera de ingredientes que actúan como irritantes cutáneos, disruptores hormonales o neurotóxicos.

WELEDA: pioneros en el ámbito de la cosmética natural

Weleda desde 1921 son pioneros de la producción cosmética ecológica. Es decir, hace 100 años ya existían personas con la conciencia suficiente como para crear cosmética saludable, tanto para el ser humano como para los ecosistemas, promoviendo la biodiversidad como un valor.

La idea surgió en Suiza, de la mano de a Rudolf Steiner e Ita Wegman que de una manera ética y sostenible, desarrollaron una marca responsable de todo el proceso: mismo cultivo, procesamiento, la fabricación, el envasado, en forma más respetuosa con el Medio Ambiente, y la comercialización.

En Weleda son conscientes de que nuestra piel tiene mecanismos para protegerse a sí misma, es decir, la piel tiene regeneración propia y la marca le aporta ingredientes que fortalecen este proceso. Como aceites vegetales, ricos en minerales, vitaminas y grasas... Los productos más conocidos de Weleda son los aceites corporales, que se extraen de las semillas de las plantas, donde éstas guardan la máxima vitalidad por almacenar toda la energía del Sol, y toda la familia puede ser consumidor de la marca: se caracteriza por la variedad y sostenibilidad funcional.

Cabe destacar que gestionan detalles como disponer de campos de cultivo en Alemania, Francia, Suiza, Inglaterra, Países Bajos, Brasil, Argentina y Nueva Zelanda. Promueven la idea de ser responsables en lo que cultivamos.

 Y, respecto a aquello que no cultivan, como las plantas silvestres autóctonas, en ese caso realizan un tipo de recolección silvestre sostenible que hace posible, un sistema de supervivencia de las especies en su hábitat natural. 

Actualmente hay variedad de marcas que estan surgiendo en el mercado, tanto cremas corporales, maquillaje y tambien respecto al cabello. Anímate a tener hábitos que implique un cambio positivo para tu piel y tu vida, ¡proba una marca ecológica!


                                                 Por Vanesa Furlón, equipo sustentartv


vanesa
0