¿Sabías que podes RECICLAR el agua de LLUVIA?

¿Sabías que podes RECICLAR el agua de LLUVIA?

https://youtu.be/9MmhKiF_CN0

Una forma de cuidar el medio ambiente es utilizarla para uso doméstico; pero, ¿cómo se implementan los sistemas de recolección y para qué sirven? ¿Sabes cómo reutilizar el agua de lluvia?

Más de 2.600 millones de personas todavía carecen de instalaciones sanitarias adecuadas, según la ONU (Organización de las Naciones Unidas). Sólo el 0,26 por ciento del total del agua del mundo es apta para el uso humano: la de embalses, lagos, ríos y pozos. Por eso es tan importante cualquier avance sustentable que amplíe el acceso al agua.

Aunque suene novedoso, hasta principios del siglo XX, era una práctica de lo más habitual, especialmente en las zonas rurales. La falta de sistemas sanitarios, de conductos acuíferos, obligaba a recolectar el agua de lluvia para reutilizarla. Y como todo vuelve, esta remake llega ahora a nosotras desde las concentraciones urbanas del norte de Europa.

Alemania y Suiza se muestran como las naciones más convencidas de la eficacia de estos sistemas de recolección de lluvia para conservar el agua (buscando todos los medios posibles para lograrlo). Tanto que el país germano subvenciona su instalación en industrias y hogares, lo que hizo que ya sean de uso masivo.

¿Cómo funciona?

El objetivo es claro, aunque la imagen pueda resultar utópica: tenemos que atrapar agua de lluvia. Los mejores lugares son lisos y de materiales no porosos; techos de metal o chapa son el ejemplo perfecto. El tamaño, la superficie y la pendiente determinan cuánto vamos a recolectar. La intensidad de la lluvia es también un factor fundamental. Por ejemplo, con una tormenta de 30 l/m2 y una superficie de 150 m2 que sirva para acumular toda el agua, se puede obtener una reserva de 4500 litros.

¿Que podes hacer con agua de lluvia?

* Lavar la vajilla

* Lavar el auto

* Lavar la ropa

* Limpieza general

* Regar

Cómo recolectarla

Durante los primeros cinco minutos de lluvia pesada después de un período seco, el agua será desechada empujando el tubo de alimentación a un lado.

Si no podés instalar todo el sistema de recolección de agua, probá cortando una decena de botellas de plástico por la mitad, pegá las partes de abajo, una al lado de la otra, y generá una captación casera (con una media sombra o tul que sirva de filtro).

Pensar siempre esta instalación de manera complementaria a la que proviene de la red general de abastecimiento. Vas a tener que ordenar tus consumos según el agua.

Área de captación:

es el lugar que va a servir para atraer el agua de lluvia. Lo más común es recurrir a los techos impermeables de materiales inocuos (piedras, tejas de cerámica, etc.) que no contengan ningún impermeabilizante que pueda aportar sustancias tóxicas.

Conductos de agua: puede ser la inclinación del techo o conductos que dirijan el agua captada al depósito.

Filtros: son imprescindibles para eliminar el polvo y las impurezas que acarree el agua. Existen múltiples formas de filtrado que van desde la simple eliminación de las impurezas más gruesas hasta las que permiten la potabilización y el pleno uso del agua. También existen filtros que permiten desechar automáticamente los primeros litros de agua recolectados en cada lluvia para permitir un lavado de la superficie colectora que elimine las impurezas que puedan haberse acumulado.

Depósitos o aljibes: son los espacios en que queda almacenada el agua recolectada. Hay de distintos tamaños en función del agua que se pueda y se quiera almacenar según las necesidades y posibilidades de cada casa. Existen depósitos plásticos especialmente acondicionados para contener esta agua y tanques metálicos, que también pueden ir enterrados. Muchos de los que se atreven a hacer su propio sistema "hecho en casa" usan barriles de petróleo.

Sistemas de control: es el opcional del combo. Sirven para gestionar la alternancia de la utilización del agua de la reserva y de la red general. Cuando el agua de lluvia se acaba, pasa automáticamente a suministrar el agua de la red. En el momento en que vuelve a llover y se recarga el depósito, pasa de nuevo a emplear el agua de la red. Un paso a la modernidad; la que combina la tecnología con el desarrollo sustentable.

SabrinaPin
430