Salud

SALTOS ZOONÓTICOS, LA CLAVE PARA ENTENDER ENFERMEDADES (COMO LA VIRUELA SÍMICA) Y SU PREVENCIÓN

11 de Agosto del 2022 | 2 min lectura| Sergio Sili
Compartir

El covid-19 causó profundos daños a la salud humana; hace poco tiempo tomó relevancia otra enfermedad, conocida como la viruela del mono -o viruela símica- que se caracteriza por lesiones en la piel y, ahora en China, anunciaron la aparición de una nueva enfermedad de origen animal, denominada henipavirus.

Todos estos virus son zoonóticos, lo que significa que son de origen animal, que se transmiten a los humanos, y la mayoría de ellos, una vez dentro del cuerpo, pueden causar estragos.

"Algunas enfermedades zoonóticas son relativamente benignas, pero muchas, como la enfermedad de Lyme, son bastante dañinas. Algunos patógenos, como el coronavirus SARS-CoV-2 que causa la covid pueden llegar a ser mortales", detalló Axel Tomás, virólogo y profesor de la Universidad Nacional de Córdoba, al diario Página 12.


“Este tipo de contagio se da como consecuencia de la forma en que las personas se abastecen de alimentos, comercian con animales y alteran los entornos naturales”, aclaró Tomás.

Las 6 causas de aparición de zoonosis

Según un informe de la ONU, las causas más frecuentes de la aparición de zoonosis son las siguientes:

Una intensificación agrícola insostenible

La creciente demanda de alimentos de origen animal estimula la intensificación e industrialización de la ganadería. La intensificación de la agricultura y, en particular, de la ganadería doméstica (cría de animales), provoca que haya un gran número de animales genéticamente similares. A menudo se crían para obtener mayores niveles de producción; y, más recientemente, también para que sean resistentes a las enfermedades. A raíz de esto, los animales domésticos están muy cerca los unos de los otros y muchas veces en condiciones que distan de ser ideales.

aumento del uso y explotación de especies silvestres

Las especies silvestres se utilizan y comercializan de muchas maneras, y en general, el comercio de animales vivos y muertos pueden dar lugar a un mayor contacto estrecho entre los animales y los humanos en toda la cadena de suministro, lo que aumenta el riesgo de aparición de zoonosis.

Urbanización, el cambio de uso del suelo y las industrias extractivas

Una urbanización rápida, sobre todo cuando no está planificada y las infraestructuras son deficientes, crea contactos novedosos y diversos entre las especies silvestres, el ganado y las personas. La mayor circulación de personas, animales, alimentos y comercio que se asocia con la urbanización acelerada suele ser caldo de cultivo para la aparición de enfermedades infecciosas, como las zoonosis.

Los desplazamientos y el transporte

Ahora las enfermedades pueden desplazarse por el mundo en períodos inferiores a los de incubación (el tiempo que pasa entre la exposición a un patógeno y el primer síntoma de la enfermedad). El aumento de los viajes de los seres humanos y el comercio, incluido el aumento de la manipulación, el transporte y el comercio (legal e ilegal) de animales y productos de origen animal, incrementa el riesgo de que surjan y se propaguen zoonosis.

cambios en las cadenas de suministro de alimentos

Las cadenas de suministro de alimentos se están extendiendo y diversificando, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos. Esta tendencia —impulsada por el aumento de la demanda de alimentos de origen animal, los nuevos mercados de alimentos procedentes de especies silvestres y la intensificación agrícola mal regulada— está creando nuevas oportunidades para la transmisión de enfermedades. Las plantas industriales de procesamiento de carne también pueden ser lugares de transmisión de enfermedades.

El cambio climático

Muchas zoonosis son sensibles al clima y varias prosperarán en un mundo más cálido, más húmedo y más propenso a los desastres que prevén los escenarios futuros. Algunos patógenos, vectores y animales huéspedes probablemente se comporten de manera más deficiente en condiciones ambientales cambiantes, por lo que desaparecerán en algunos lugares y darán lugar a la pérdida de los efectos moderadores de las poblaciones o al establecimiento de otras especies en los nuevos nichos ecológicos que surjan a raíz de su ausencia.

La viruela del “mono”


"La viruela del mono está presente en varios animales, de hecho es más común encontrarlo en roedores. La única razón por la que se denomina así a la enfermedad es porque fue detectada por primera vez en unos primates en un zoológico de Dinamarca", señaló la vocera de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Harris.

Y la razón por la que Harris hizo esta declaración en nombre de la organización fue por la noticia de que en algunas reservas naturales de Brasil se habían presentado envenenamientos y ataques a monos por considerarlos un potencial riesgo de contagio.

"Los humanos estamos impulsando el cruce de virus de animales a humanos. Y hay acciones que debemos tomar en lugar de esperar pasivamente a la próxima pandemia", señaló a BBC Mundo Christine Johnson, investigadora del Instituto One Health de la Escuela de Veterinaria de la Universidad de California Davis, un centro dedicado a estudiar la conexión entre la salud humana, los animales y el medio ambiente.

"La consecuencia de esa interferencia es que los animales están compartiendo con nosotros sus virus. Estas acciones aumentan simultáneamente el riesgo de extinción de especies y de derrames o spillovers".

"Es una convergencia desafortunada de factores que acaba en situaciones de crisis como la que atravesamos con la actual pandemia".
Compartir en redes sociales