Noticias

SANTA FE Y SU COMPROMISO POR EL CUIDADO DEL BOSQUE NATIVO

10 de Abril del 2017 | 2 min lectura| Federico Beron
Compartir

Santa Fe se presentó el proyecto de ley para el Árbol, un paso adelante para el compromiso del cuidado ambiental. Donde se declara al árbol de interés público. Promoviendo la implantación de nuevos ejemplares tanto en ámbitos públicos como en privados. También pretende establecer y ampliar los corredores biológicos, crear un registro de árboles distinguidos y llevar a cabo un censo a nivel provincial de todo el material arbóreo.

El compromiso del cuidado ambiental

En primer lugar, la ley busca revertir los efectos de la pérdida de bosque nativo y se establecerá de modo obligatorio para todos los productores agropecuarios, forestar un porcentaje de sus establecimientos.

En el año 1935 se realizó un Inventario Forestal Nacional. Y se determinó que la Provincia contaba con 5.900.000 hectáreas de bosques no insular.

Durante el 2008 se volvió a realizar un relevamiento por la ley Nacional de Presupuestos mínimos; y se estimó alrededor de 1.500.000 ha de bosque nativo. Como resultado, en 80 años se perdieron unas 4.000.000 de hectáreas de masa de bosque en la provincia de Santa Fe.

¿Qué es el bosque nativo?

Se considera a ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas, nativas, maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas. Conforma una trama interdependiente con características propias y múltiples funciones; que en su estado natural le otorgan al sistema una condición de equilibrio dinámico y que brinda diversos servicios ambientales a la sociedad, además de los diversos recursos con posibilidad de su utilización económica.

¿Qué funciones ecológicas presta?

  • Protección:

    Cuidado del suelo por absorción y desviación de las radiaciones, precipitaciones y vientos;

    Conservación de la humedad y del dióxido de carbono al reducir la velocidad del viento;

    Creación de un Hábitat natural para otras plantas como para los animales.

  • Regulador:

    Absorción, almacenamiento y generación de dióxido de carbono, oxígeno y elementos minerales.

    Captación y almacenamiento de agua;

    Transformación de energía radiante y termal.

  • Productivo:

    Almacenamiento de la energía en forma utilizable por la fitomasa;

    Autorregulación y proceso regenerador de madera, corcho, fruta;

    Producción de químicos: resinas, alcaloides, aceites, látex, productos farmacéuticos

Compartir en redes sociales