Salud

SEGÚN HARVARD, LOS JÓVENES SON MÁS PROPENSOS A LA INFORMACIÓN FALSA SOBRE CORONAVIRUS

17 de Octubre del 2020 | 2 min lectura| escritores
Compartir

El nivel más alto general de creencia en una afirmación falsa fue del 28 %, para los encuestados menores de 25 años que creen la afirmación de que los humanos originalmente contrajeron covid-19 al comer murciélagos.

Roberto Andrés para Sustentartv

El pasado 23 de septiembre un grupo de investigadores de Harvard University, Northeastern University, Rutgers University y Northwestern University publicó un estudio titulado A 50-state covid-19 survey report #14: misinformation and vaccine acceptance en el que señalaban que en Estados Unidos los menores de 25 años son más propensos a creer y difundir noticias falsas o engañosas sobre la pandemia del covid-19.

Según el estudio, “los encuestados menores de 25 años tienen un 18 % de probabilidad de creer una afirmación falsa. Los porcentajes correspondientes para los encuestados de 25 a 44, 45 a 64 y mayores de 65 son 17 %, 12 % y 9 %, respectivamente. El nivel más alto general de creencia en una afirmación falsa fue del 28 %, para los encuestados menores de 25 años que creen la afirmación falsa de que los humanos originalmente contrajeron covid-19 al comer murciélagos”.

Otras afirmaciones más creídas en grupos de edad particulares son: “Tomar antibióticos protege contra el covid-19 (según el 25 % de los encuestados menores de 25 años); el covid-19 se creó en un laboratorio de armas chino (el 25 % de las personas de 18 a 24 años) y la afirmación falsa de que solo las personas mayores de 60 años están en riesgo de contraer covid-19 (24 % de las personas de 18 a 24 años).

Un “patrón claro”, detectado por los investigadores señala que “cuanto mayor es el grupo de edad, menor es el nivel medio de creencia en afirmaciones falsas”.

Los académicos y funcionarios de la salud pública han expresado una creciente alarma en el mundo por lo que algunos han denominado una “infodemia”, una epidemia paralela de desinformación, en torno al covid-19. Las percepciones erróneas, que pueden rápidamente pasar a la exposición masiva a través de las redes sociales, “reducen la voluntad” para recibir una vacuna para el covid-19 cuando esté disponible.

“En este informe evaluamos la aceptación de los encuestados de 11 afirmaciones falsas que han circulado on line desde el comienzo de la pandemia. Las declaraciones que usamos incluyen seis afirmaciones falsas sobre conspiraciones o factores de riesgo y cinco supuestos tratamientos preventivos falsos para covid-19. Para las conspiraciones/factores de riesgo, preguntamos a los encuestados si pensaban o no que cada afirmación era precisa o si no estaban seguros de su exactitud. Para los tratamientos preventivos falsos, les preguntamos a los participantes si creían o no que el tratamiento pretendido era efectivo o si no estaban seguros de su eficacia”, señalan.

“Entre el 7 % y el 22 % de los encuestados indican que creen que cada afirmación falsa que les preguntamos, con el nivel más bajo de creencia asociado con una afirmación de que la vacuna contra la gripe aumenta el riesgo de contraer covid-19 (7 %) y el nivel más alto de creencia asociado con la afirmación de que covid-19 se originó como un arma en un laboratorio chino (22 %). Otras afirmaciones falsas que cree al menos el 15 % de los encuestados incluyen la afirmación de que los secadores de manos previenen las infecciones por covid-19 (17 %), que solo las personas mayores de 60 años están en riesgo de contraer covid-19 (17 %), que los antibióticos pueden prevenir covid-19 (16 %), y que los humanos se infectaron originalmente con covid-19 al comer murciélagos (16%)”, indican.

Los resultados sobre la creencia en información falsa referida al covid-19 también asomaron diferencias entre grupos raciales y étnicos: “Los afroamericanos tienen el nivel promedio más alto de creencia en las 11 afirmaciones falsas sobre las que preguntamos (17 %), seguidos por los hispanoamericanos (16 %), con blancos y asiáticoamericanos ambos con 13 %”.

“El nivel más alto de creencia entre los encuestados afroamericanos surge de la falsa afirmación de que los antibióticos pueden prevenir el covid-19 (23 %). La percepción errónea más común de los encuestados asiáticoamericanos es que las vacunas contra la influenza son efectivas para prevenir el covid-19 (19 %). Entre los encuestados blancos e hispanos, la afirmación falsa más comúnmente creída fue que el covid-19 fue creado como un arma en un laboratorio chino (23 % para ambos grupos)”.

Respecto a la filiación partidaria, “el 16 % de los republicanos cree una afirmación falsa dada, en comparación con el 13 % de cada uno de los demócratas e independientes”. La afirmación falsa más comúnmente creída entre los republicanos fue que “el covid-19 se originó como un arma en un laboratorio chino, aceptado como exacto por el 35 % de los republicanos. Esto se compara con solo el 14 % de los demócratas y el 20 % de los independientes”.

A su vez, “el 20% de los republicanos cree que solo las personas mayores de 60 años están en riesgo de contraer covid-19. Las brechas partidistas aquí son mucho menores, ya que el 16 % de los demócratas y el 15 % de los independientes, respectivamente, expresaron su fe en esta afirmación”.

También, “es más probable que los demócratas crean dos historias: que la vacuna contra la gripe puede prevenir covid-19 (17 %, en comparación con el 14 % de los republicanos y el 12 % de los independientes) y que el virus se originó con el consumo humano de murciélagos (también el 17 %, en comparación con 16 % de republicanos y 14 % de independientes)”.

“Los independientes, a su vez, se relacionan con los republicanos como el grupo partidista con más probabilidades de creer que las instituciones de salud estadounidenses crearon el covid-19 (8 %). Finalmente, los tres grupos partidistas tienen la misma probabilidad (16 %) de creer que los antibióticos son efectivos para prevenir el covid-19”.


Compartir en redes sociales