Noticias

SENADO HIZO LEY LA PROHIBICIÓN DE PRODUCTOS COSMÉTICOS CON MICROPERLAS DE PLÁSTICO

01 de Diciembre del 2020 | 2 min lectura| Escritores
Compartir

La medida también incluye a los productos de higiene oral de uso odontológico. La prohibición entrará en vigencia “a partir de los dos años contados desde la publicación de la presente ley”, indican.

Por Roberto Andrés para Sustentartv

Este lunes 30 de noviembre, el Senado de la Nación aprobó por unanimidad la prohibición de “la producción, importación y comercialización de productos cosméticos y productos de higiene oral de uso odontológico que contengan microperlas de plástico añadidas intencionalmente”. La prohibición entrará en vigencia “a partir de los dos años contados desde la publicación de la presente ley”.

Según indica la iniciativa legislativa, hoy ley, “se entiende por microperlas o microesferas de plástico a aquellos materiales sintéticos que están hechos de polímeros derivados del petróleo o de base biológica, que son partículas sólidas, de tamaño inferior a cinco milímetros, que no son solubles en agua y cuya degradabilidad es baja”.

Las infracciones a la presente ley se considerarán como graves o muy graves, y serán sancionadas de acuerdo a las disposiciones de la ley 16.463 sobre Contralor Técnico y Económica de los Medicamentos, Drogas y todo otro producto de uso y aplicación en la medicina humana.

Lee también contaminantes emergentes

Por el mismo motivo, la ley establece como autoridad de aplicación “a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica o el organismo que en el futuro la reemplace”.

“Este es un primer paso fundamental para empezar a poner un freno a la contaminación por plásticos frente a los volúmenes que crecen cada año e inundan los océanos”, señaló Lorena Pujó, responsable de Economía Circular del Círculo de Políticas Ambientales, una de las tantas organizaciones que a nivel nacional promovieron el proyecto de ley.

“Mucha gente desconoce que Argentina es un gran emisor de plásticos al mar y es necesario avanzar en soluciones como esta ley recién sancionada que contó con el apoyo e impulso de muchas organizaciones”, indicó.

Por su parte, Manuel Jaramillo, directos general de Fundación Vida Silvestre Argentina declaró: “La crisis del plástico en la Naturaleza es una preocupación global, junto con la demanda social de que los gobiernos y las empresas muestren liderazgo y tomen medidas decisivas. Por eso es fundamental que comprendamos el impacto que el sistema productivo genera ante esta problemática, y que fomentemos medidas que generen cambios concretos, porque estamos consumiendo partículas de plástico a través del agua y del aire”.

Diversos estudios han detectado microplásticos en todas las matrices ambientales en suelos y aguas superficiales y profundas en los ambientes marinos más remotos. Se calcula que en total representan un promedio de 0.95 millones de toneladas por año. En el caso de los microplásticos provenientes de cosméticos éstos alcanzan las 35 mil toneladas por año.

La ingestión de estas microesferas por parte de organismos marinos representa un riesgo a la salud humana que recién está comenzando a estudiarse, dado que se acumulan e ingresan en la cadena alimentaria. Ya se han detectado microplásticos en diversos mariscos y peces de consumo humano, pero también en alimentos y bebidas como sal, cerveza, miel y agua, entre otros.

“Alcanzar esta ley permitirá empezar a construir una realidad orientada a revertir las tendencias actuales, que ponen en riesgo nuestra salud y la del planeta, para generar también cambios con consecuencias positivas en las formas de consumo”, agregó Jaramillo.

Por su parte, la Cámara Argentina de la Industria Cosmética y Perfumería (CAPA) le informó a Pharmabiz.net que las “microbeads” solo contribuyen al 1 % de los microplásticos que contaminan los océanos, y gran parte de ellos provienen del sudeste asiático y la India. “Por tanto, la medida ambiental no tendría un impacto relevante”, aseguraron.

La entidad que nuclea al sector indicó que “es necesario tener en cuenta que, tanto en la Argentina como en la mayoría de los países de América Latina, la capacidad de implementar ingredientes alternativos no suele ser la misma que poseen los países desarrollados. Y se subrayó que, de todas formas, ante la primera señal de que un ingrediente puede generar algún impacto negativo, las compañías toman la iniciativa de investigar su reemplazo”.

Compartir en redes sociales