Tecnología astronómica y especies en peligro

La tecnología astronómica permite observar a los animales en peligro de extinción. Forma parte de un interesante proyecto que utiliza drones y permite pensar en la protección de muchas especies.

El proyecto

Hace unos días se presentó un proyecto que consiste en la instalación del software libre Astropy en drones que vuelan por grandes áreas naturales. El software fue diseñado para su uso en Astronomía y se aplica para observar las zonas donde habita la fauna salvaje, algunas de ellas de difícil acceso. Esta idea, está liderada por Claire Burke, investigadora de la Universidad John Moores de Liverpool.

El emprendimiento combina Astrofisica con algoritmos de inteligencia artificial y herramientas de detección astronómica y se dio a conocer días atrás en la Semana Europea de la Astronomía, el Espacio y la Ciencia. Cabe destacar que se utiliza el mismo software que se aplica para investigar estrellas.

La tecnología ayudará a estudiar y proteger las especies en peligro de extinción.

¿Cómo funciona la tecnología astronómica?

Las cámaras termales infrarrojas ubicadas en los drones permiten observar a los animales, gracias al calor que emiten sus cuerpos, a cualquier hora del día. Además se los puede ver si están camuflados en su entorno. 

Expertos que trabajan en este proyecto aseguran que normalmente los sobrevuelos duran unos 20 minutos y el dron puede ser configurado para que esté en el aire hasta una hora. Todo esto depende siempre de las condiciones meteorológicas debido a que cuando la temperatura del suelo es similar a la del animal se complica el avistamiento. La humedad puede resultar el principal obstáculo para aplicar la tecnología astronómica.

Lo que se estudió y lo que vendrá

En un comienzo el programa tuvo que aprender a distinguir a los animales en distintos tipos de entornos. Luego de un entrenamiento en el Zoo de Chester y el Safari Knowsley de Liverpool,Reino Unido, se realizaron pruebas de campo en Sudáfrica en 2017. Cabe destacar que se trabajó con un grupo de rinocerontes y algunas jirafas.

Según elmundo.es su principal reto en Sudáfrica fue detectar al conejo ribereño (Bunolagus monticularis), considerado uno de los mamíferos más amenazados del mundo. Como es difícil divisarlo debido a su pequeño tamaño, el dron voló a sólo 20 metros de altura, logrando localizar cinco asentamientos de estos animales”.

En  ese lugar del planeta se trabajó estrechamente con la organización Endangered Wildlife Trust (EWT), que se mostró con entusiasmo por el uso del sistema para ahuyentar a los furtivos. También se contentó por poder monitorizar a las poblaciones de animales vulnerables tanto en zonas de caza como en zonas agrícolas utilizando la tecnología astronómica.

Para el próximo mes de Mayo se utilizará este sistema para contar orangutanes en Malasia y buscar monos araña en México. Durante el mes de Junio el objetivo serán los delfines de río de Brasil.

Esta iniciativa es un ejemplo de lo que se hace en un campo nuevo que se denomina astroecología y que combina los conocimientos de esas dos áreas para proteger el medio ambiente.


Mirá lo que pasó hace unos días respecto a las especies en peligro:

https://sustentartv.com/el-cocodrilo-de-lacoste-cambia-por-las-especies-en-peligro/


NoeliaGieser
900