Trump, ¿ayudó al medioambiente?

¿Trump hizo que aumentaran las políticas ambientales en el mundo?

Estados Unidos había mejorado la condición del aire, logrando que los niveles de ozono disminuyeran un 17%, así como también el dióxido sulfúrico, con una caída de un 69%.También utilizaban los avances tecnológicos para disminuir significativamente la contaminación, en una política de estado que se llevó a cabo durante 15 años. El escenario cambio con la llegada de Trump a la presidencia del país norteamericano y la política ambiental ya no es una prioridad, lo que provoco el descontento a nivel mundial.

 Pero… ¿qué decisiones impactaron negativamente en el planeta? ¿Se puede decir que estamos frente a un retroceso si varios países han comenzado sus políticas ambientales?

Desde el inicio del mandato de Trump, la Casa Blanca, el Congreso y la Agencia de Protección Ambiental han dado un giro a la normativa que protege el medio ambiente y por consiguiente, la salud pública. Los retrocesos en materia medioambiental, los justifican con la protección de puestos de trabajos y el crecimiento económico. En numerosas ocasiones señalo que el ecologismo conlleva costo económico, específicamente en el sector de la industria del carbón.

Tom Burke, el ex asesor científico de la Agencia durante la gestión de Obama "Es obvio que la Agencia ha cambiado de rumbo y ahora se ha posicionado a favor de la industria” señala Burke. "La misión de la Agencia es proteger el medio ambiente y la salud de la población, no los beneficios de las empresas. La situación actual es muy preocupante", lamenta.

Medidas degradantes para el planeta

La EPA de Trump abandono abruptamente las regulaciones de contaminación del aire tóxico ideadas por Clinton, proyecto conocido como "una vez adentro, siempre dentro" o OIAI en alusión a la contaminación del aire peligrosa de fuentes industriales. Luego canceló el programa de monitoreo climático de la NASA, relevante para el Acuerdo de París al verificar si otras naciones estaban cumpliendo la reducción de las emisiones de carbono. Otro agravante fue cuando modifico tanto la Ley de Especies en Peligro de 1973, al punto de no defender las especies en peligro de extinción.

Obama tenia vigente un plan para ahorrar millones de barriles de petróleo. Pero a Trump le parecía una meta imposible de alcanzar y redujo los requisitos de las compañías de petróleo y gas para controlar las emisiones de metano de los pozos. Así mismo, el panel de revisión de la contaminación del aire de la EPA fue disuelto. También comenzarán a perforar una isla artificial en el Mar de Beaufort. Se trata de la producción petrolera y de gas que incide en un retroceso de la planta de energía de carbón.

Lo interesante es que las empresas saben cómo llevar a cabo estos cambios. Distintos estados de USA y otros países a nivel mundial, están implementando cambios pesé a Trump.

Efecto Trump: el mundo ya no está cegado

190 países acordaron en París, el cambio hacia una energía limpia ya está pasando. Los tres países que más los necesitan son Estados Unidos, China y la India. Hay una necesidad de expandir el marco legislativo con políticas verdes para prohibir actos que provoquen daño al medio ambiente. Estas acciones inciden en nuestra calidad de vida y en la salud.

Islandia junto con Finlandia, implementaron la pesca sustentable. Por otro lado, están invirtiendo en energías renovables. 

Dinamarca esta luchando contra el cambio climático. 

Eslovenia, estonia y Suecia están protegiendo el agua potable y generando planes de manejo de desechos. También invirtieron en energías limpias y se encargaron de que el 60% de los bosques tengan un manejo prudente.

Bajas de la Casa Blanca: Los empresarios de USA seguirán el Acuerdo de Paris

Los precios cada vez más bajos de las energías renovables y el movimiento de la sostenibilidad está impulsando fuerza y cambiaron la perspectiva global. 

Más allá de los  anuncio de Donald Trump, las empresas estadounidenses están comprometidas como Dupont, de la industria química, y General Motors, que se propusieron generar el %100 de la electricidad que utiliza en 350 fábricas en 59 países a partir de energías renovables para 2050. 

Apple y Google se encuentran entre las 19 empresas tecnológicas más relevantes que han comprado una página entera del New York Times para defender esta causa.

 La empresa Cloud Peak, una de las mayores compañías de carbón del país, y Big Oil, así como ExxonMobil, Royal Dutch Shell, Chevron y BP, pidieron a Trump a permanecer en el Acuerdo de París. Más gas natural, menos carbón, más renovables. Ese es el patrón de inversión dentro de la industria.

Nueva York, California y Washington anunciaron la formación de una Alianza Climática Estadounidense. 29 estados poseen la exigencia que un porcentaje de su electricidad proceda de fuentes renovables, Entre ellos se encuentran Massachusetts, New Hampshire, Minnesota y Nueva York, que planean reducir sus emisiones en un 80 por ciento para 2050. California implemento políticos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 40 por ciento en los próximos 13 años y quiere liderar un transporte totalmente eléctrico. También está invirtiendo de forma significativa en edificios con una mayor eficiencia energética.

Más de dos docenas de ciudades adoptaron medidas para la mejora de sus plantas de tratamiento de agua. Y no es solo una iniciativa de los demócratas, los estados republicanos están apostando por la eólica por su bajo costo. 

El objetivo es neutralizar el CO2 y convertirlo en productos útiles, desde fibra de carbono hasta dentífrico. El cambio está sucediendo y todos podemos ser parte de él. Todos podemos ayudar a impulsar el cumplimiento del Acuerdo de París a través de las acciones de cada día.

Por Vanesa Furlón

alejagm
0