Comidas saludables

TU PROPIO DESHIDRATADOR SOLAR CASERO

21 de Julio del 2015 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

Si te gusta la comida deshidratada, seguro que te gustaría saber cómo hacerla en casa. El secado de los alimentos puede ser muy útil, ya que te ayudará a conservarlos durante mas tiempo. Te mostraremos cómo hacer tu propio deshidratador solar casero.

El secado solar es la forma más antigua y saludable de conservar alimentos. El hombre ha utilizado la energía del sol para secar productos perecederos desde hace miles de años, logrando conservar una gran variedad de alimentos de forma natural. A diferencia de otras formas de conservación a temperaturas extremas como la esterilización o la congelación, el deshidratado es un método sumamente respetuoso con las propiedades y el contenido nutricional de los alimentos.

En la dieta mediterránea es habitual el consumo de alimentos secos, con ellos se preparan innumerables y deliciosas recetas. De igual forma, la cocina sostenible recomienda el secado solar y el uso de productos deshidratados, por ser una forma natural de aprovechar los alimentos de temporada, conservándolos para disponer luego de una fuente de alimentación saludable.

Formas de secado solar

Existen dos formas de efectuar el secado solar de alimentos, al aire libre o con un deshidratador solar, ambos métodos llevan hacia los mismos resultados si se sigue un adecuado proceso de deshidratado.

El secado solar natural o secado al aire libre es el método más simple y consiste en aprovechar las condiciones ambientales naturales para deshidratar los alimentos. El calor ambiental remueve lentamente la humedad de los alimentos que con ayuda del viento es eliminada gradualmente, es una forma de secado artesanal que se viene utilizando desde hace siglos.

Para realizar el secado al aire libre se requiere de varios días consecutivos de tiempo cálido (el número de días estará en función del producto que se vaya a deshidratar), las condiciones ideales se dan en días con una temperatura mínima de 30 ºC y valores de humedad ambiental menores al 60%, en consecuencia antes de iniciar una labor de esta naturaleza es recomendable consultar las condiciones del tiempo local.

Según el tipo de producto y la disponibilidad de los recursos materiales, se suelen deshidratar los alimentos empleando diversas técnicas:

- Secado solar natural de pimientos y setas colgados en hilos

- Colocando el producto directamente en el suelo sobre una manta o lona.

- Utilizando bandejas planas, o colocándolos directamente sobre una mesa u otra superficie.

- Poniendo los alimentos en rejillas o bastidores provistos de malla, y dispuestas sobre apoyos de modo que estas queden suspendidas en el aire para facilitar la eliminación de la humedad.

- Atando el producto mediante un hilo o gancho y colgándolo al aire libre.

En relación a las técnicas anteriores, ubicar los alimentos en el suelo no es nada recomendable por razones obvias de higiene. De otro lado, colocar los alimentos sobre superficies planas, mesas o bandejas no es favorable para un deshidratado rápido y que asegure una buena calidad final, el hacerlo de esta forma limita la evaporación del agua a aquella zona del alimento expuesta al aire, dando lugar a un secado poco homogéneo. Además, este sistema origina que el producto se pegue a la superficie de contacto y se formen costras indeseables.

- Bandeja negra de horno expuesta al sol, registrando 67 ºC de temperatura

El uso de bandejas metálicas es absolutamente desaconsejable para secar alimentos, más aún si éstas son negras o de color oscuro.

Las bandejas metálicas negras expuestas al sol absorben mucho el calor y pueden alcanzar temperaturas en torno a los 70 ºC, valores demasiado elevados para deshidratar alimentos. El producto final obtenido de este modo, será un alimento tostado, de baja calidad y con una elevada pérdida de nutrientes y vitaminas.

Sin duda alguna, las técnicas más adecuadas de realizar el secado solar al aire libre son aquellas que utilizan marcos provistos de malla o rejillas, ya que de esa forma se evita el sobre calentamiento del producto y se favorece la eliminación de la humedad del alimento. El colgar los alimentos mediante hilos o ganchos, es también un método adecuado, muy empleado en pimientos, uvas en racimo y hierbas aromáticas.

- El secado solar al aire libre es la forma más natural posible para deshidratar alimentos, presenta la ventaja de su sencillez y economía constructiva, no obstante sus principales inconvenientes radican en su dependencia total de las condiciones climatológicas y en el hecho de presentar riesgos de seguridad alimentaria debido a que los alimentos estan expuestos a la intemperie y al contacto con insectos o roedores.

Las moscas y otros insectos pican los alimentos expuestos al aire libre con la finalidad de depositar sus huevos en ellos, estas picaduras en un primer momento constituyen una vía de entrada para hongos y bacterias, posteriormente el interior del fruto picado servirá para la alimentación de las larvas.

Deshidratador solar

El deshidratador solar, también llamado secador solar, es un aparato que permite aprovechar la energía solar para secar alimentos, con resultados de similar o superior calidad a los obtenidos mediante el secado natural pero en menor tiempo y en óptimas condiciones de higiene.

En un deshidratador solar la energía del sol se transforma en calor útil mediante efecto invernadero, este calor eleva la temperatura del aire contenido en una cámara donde se encuentran los alimentos convenientemente dispuestos sobre rejillas. El proceso de secado se realiza por acción del aire caliente que circula y pasa entre los alimentos, lo cual causa la evaporación del agua del producto y lleva esa humedad hacia el exterior del deshidratador.

Los dos elementos básicos de un deshidratador solar son:

El colector, donde la radiación solar calienta el aire mediante efecto invernadero

La cámara de secado, que es la zona donde se colocan los alimentos para ser deshidratados por el aire caliente que produce el colector.

Existen muchos modelos de secadores solares, se diseñan con el objetivo de incrementar la velocidad del secado y garantizar la calidad de los alimentos; en función de cómo se integran sus elementos básicos se clasifican en:

- Deshidratador solar indirecto

En este tipo de deshidratador, el colector y la cámara de secado están separados. El aire se calienta en el colector y la radiación solar no incide sobre los alimentos colocados en la cámara de secado. Por su forma y dimensiones generalmente necesitan del apoyo de un sistema de ventilación que garantice la adecuada circulación del aire en su interior.

- Deshidratador solar directo

En este tipo de secador, el colector y la cámara de secado están juntos, en consecuencia el espacio que contiene los alimentos funciona a modo de colector recibiendo la radiación solar.

En los deshidratadores solares directos la radiación solar es absorbida también por el propio producto, con lo cual la energía se aprovecha mejor para producir la eliminación de la humedad, acelerándose de esta forma el proceso de secado.

Deshidratador solar casero

Si deseamos deshidratar alimentos en casa con energía solar y así aprovechar la temporada de algún producto de nuestro agrado o la cosecha de un pequeño huerto, tenemos varias opciones:

Utilizar alguna de técnica apropiada de secado natural o al aire libre.

Construir artesanalmente algún modelo de deshidratador solar de acuerdo a las necesidades, hay bibliografía al respecto y también se pueden encontrar muchos diseños en internet.

Utilizar un horno solar de buenas prestaciones, el cual con algunas variantes en su forma de funcionamiento habitual puede trabajar como un eficaz deshidratador solar casero.

Horno solar Sun Cook trabajando como deshidratador solar casero

El uso del horno solar como deshidratador es sin duda la mejor alternativa para secar alimentos a pequeña escala, sin necesidad de adquirir o construir equipos adicionales y con todos los beneficios del secado solar natural.

Ventajas del deshidratador solar casero

- Un deshidratador solar casero hace posible secar de forma natural y saludable una gran variedad de alimentos, permitiendo un absoluto control sobre el origen de los mismos y la calidad del producto final.

- Si comparamos su uso con el secado solar natural, las ventajas más evidentes son:

- El secado de alimentos en un deshidratador solar es totalmente higiénico, los productos están protegidos de la intemperie y a resguardo de animales indeseables.

- El proceso de deshidratado es mucho más rápido que en el secado al aire libre.

- Se puede deshidratar en cualquier época del año, se necesita sol, pero no es necesario una temperatura ambiental elevada.

- El secado se realiza con un sistema de rejillas apilables, por tanto se emplea menos espacio que en el secado solar natural.

Desventajas del deshidratador solar casero:

El uso de un deshidratador solar doméstico también presenta algunas desventajas, como son:

- Aunque en menor medida que en el secado solar natural, el uso del deshidratador solar depende de las condiciones meteorológicas. Es imposible utilizarlo en días nublados o lluviosos.

- La regulación de la temperatura de secado en un deshidratador solar requiere de cuidado, control y una cierta experiencia previa, en este aspecto los deshidratadores eléctricos no presentan estos inconvenientes.

- En un deshidratador solar casero la capacidad de carga suele ser algo limitada, en general podemos secar por vez cantidades entre 2 a 3 kg de hortalizas o frutas frescas.

- La mayoría de los deshidratadores solares caseros son del tipo directo, por lo tanto no suelen ser muy recomendables si se desea secar hierbas, flores u otros productos delicados con resultados óptimos en calidad.

Puedes hacer un montón de deliciosos y saludables aperitivos utilizando esta técnica, por ejemplo el secado de todo tipo de frutas. Así que si quieres probarlo en casa, te recomendamos que construyas tu propio deshidratador solar casero.

La fruta deshidratada es una opción saludable para aquellos que les gustan los dulces y la fruta. Estas frutas contienen azúcar también, pero no son tan dañinas como el azúcar refinada que consumimos normalmente.

Los que funcionan con electricidad son caros, los deshidratadores solares son baratos y eficientes. En el siguiente tutorial te enseñaremos cómo hacer tu propio deshidratador de alimentos solar a partir de materiales reciclados. Un gran y útil tutorial.

Fuente: www.gastronomiasolar.com

Compartir en redes sociales