Reciclado

UN COLEGIO SE SUMO A LA MOVIDA ECOLÓGICA

21 de Marzo del 2019 | 2 min lectura| vanesa
Compartir

La escuela secundaria “El corte” ubicada en la ciudad Alderetes de la provincia de Tucumán se prendió a la movida que se está gestando a nivel mundial. La institución se presentó como una revelación a lo largo y a lo ancho de nuestra nación, a causa de la impronta ecológica que comenzaron con el propósito que idearon en el año 2018. Ganaron reconocimiento frente a este proyecto al que denominaron “reciclando vida”, el mismo consiste en recolectar la cantidad de medio millón de botellas de plástico.

Esta actividad medioambiental estuvo apoyada por el Ministerio de educación y el  y los estudiantes fueron acompañádos por Luis Santillán, Liliana Jenks y Gabriel Córdoba, directivos de la institución educativa y miembros activos de la comunidad. Asimismo contaron con el agrado de la Secretaria de Bienestar, un órgano de gobierno creado en la gestión del ministro Juan Pablo Lichtmajer, la cual contiene por objetivo primordial la preservación, el cuidado y el desarrollo de políticas públicas medioambientales que favorezcan al planeta.

A finales del presente mes, realizarán un viaje a la zona en auge del ecoturismo de Mar Chiquita, donde anunciaran el proyecto con la premisa de generar conciencia y un despertar ecológico que implique que las botellas sean recicladas y se deje de normalizar la mala conducta de arrojarlas al suelo o a la basura, acto que luego contaminan los océanos del mundo. El canal encuentro hizo eco de “reciclando vidas” y estará presente en la cobertura de este pequeño viaje a la conciencia social. Cabe destacar, que el consorcio público Metropolitano en Tucumán, fue el nexo que utilizo la institución educativa para emprender el viaje a Mar Chiquita. El viaje es posible gracias al contacto con la directora de Educación Ambiental de la provincia de Buenos Aires, Gloria Basso.

El profesor del curso, Sebastián Rodríguez, hizo alusión sobre como los adolescentes se prendieron en la movida ecológica en la que están inmersos “Siempre que vamos a un lugar turístico encontrábamos botellas plásticas, basura. Comenzamos a recolectarlas y este proyecto surge de ahí”. Además, la estudiante Daiana Morales amplio la experiencia “Preparamos una representación de lo que vinimos haciendo durante el año pasado y este año”, y añadió “Las botellas van a una planta compactadora de Tucumán desde donde son enviadas al puerto de Buenos Aires, posteriormente, son enviadas a China donde las reutilizan y vienen en forma de juguetes, repuestos para celulares, ropa”. Por último, el alumno del complejo educativo, Juan Sosa, manifestó la meta impulsora que los empujo a ello “Queremos que la gente se dé cuenta del mal hábito que tiene tirando las botella. Tratamos de inculcarle a todas las escuelas con esta experiencia que nos puedan ayudar con esto”.


                                          Por Vanessa Furlón, equipo Sustentartv

Compartir en redes sociales