Un Dorado GIGANTE que busca terminar con la CONTAMINACIÓN

Un Dorado GIGANTE que busca terminar con la CONTAMINACIÓN

Laura Roxana Arriola es una artista de Paso de la Patria que continúa su actividad con un fuerte compromiso comunitario y con el medio ambiente: su material de trabajo es el plástico que la gente tira y con sus obras llama a pensar en el daño que una gigantesca cantidad de botellas descartables pueden ocasionar en el río Paraná, en los desagües o simplemente en las calles de la ciudad. Para la Semana Santa de 2018, Arriwola utilizó dos mil botellas de plásticos que juntó en la calle y solicitando a vecinos que la guarden para construir un dorado gigante en la plaza del anfiteatro Pinín Palma de Paso de la Patria.

Arbolito reciclado

En el mismo lugar, ya había hecho en diciembre de 2017 un árbol de Navidad de 6 metros de alto con otros miles de descartables. Con este árbol participaron del concurso Fiestas Sustentables 2017.

Arriola trabaja de manera comunitaria para desarrollar su arte

Convoca a estudiantes, docentes y tutores de escuelas públicas de la localidad para que, solidariamente, junten las botellas que la gente tira en cualquier parte y se rescate ese plástico contaminante.

La exhibición de un dorado gigante o de un árbol de navidad invita al público a pensar en la gran cantidad de plástico que se necesita y el daño que el mismo haría para el medio ambiente si, por ejemplo, tapa las cunetas de las calles de El Paso.

En esta Semana Santa

Los turistas de Paso de la Patria observan la obra y pueden imaginarse la contaminación que generaría si todas y cada una de esas botellas (de gaseosas) fueran lanzadas al río. A nadie le gustaría ver un dorado saltando en medio de un basural de plástico flotando en el Paraná.

“La idea es que en comunidad podamos advertir la gran cantidad de plásticos que la gente descarta. Hay personas muy comprometidas que toman recaudos al tirar la basura de sus casas y hay otras que no”, dijo Arriola en diálogo con Corrienteshoy.com

“En todo el mundo se habla y se toman diferentes medidas para evitar la proliferación de los plásticos porque son contaminantes; imaginemos que si contaminan océanos, cómo no van a contaminar nuestro querido río Paraná y otros arroyos de la zona”, agregó.

Los estudios científicos sobre la contaminación del plástico lo dicen claramente: “El plástico tarda cientos de años en descomponerse en el medio ambiente, hasta 1.000 años según el tipo de plástico. Utilizar masivamente un material tan duradero para objetos desechables es un error de consecuencias catastróficas a nivel global”.

Fuente: Corrientes Hoy

SabrinaPin
316