Una planta contra la diabetes: Berberina

Una planta contra la diabetes: Berberina. Existe un extracto de planta contra la diabetes muy poco difundida, la berberina, cuyos efectos son realmente alentadores.

Berberina viene de China y la India, donde se utilizó por primera vez en la medicina tradicional china y ayurvédica. Está presente en una serie de plantas que incluye:

-el sello de oro (Hydrastis canadensis),

-el sello de oro (chinensis Coptis),

-la uva de Oregon (Berberis aquifolium),

-agracejo (Berberis vulgaris),

- la cúrcuma árbol (Berberis aristata).

Dentro de estas plantas, la berberina alcaloide puede se encuentra en la corteza del tallo, raíces y rizomas, y el tallo de la corteza de las plantas. Entre sus usos, los extractos y decocciones han mostrado significativa actividad antimicrobiana

Raíz de la uva de Oregon contiene berberina

contra una variedad de organismos incluyendo bacterias, virus, hongos, protozoos, gusanos parásitos, y clamidia. Con el tiempo, los principales usos clínicos de la berberina incluyen diarrea bacteriana, infecciones parasitarias intestinales, y las infecciones de tracoma oculares.

Pero ahora, la investigación  ha promovido la berberina en un estado de nutrientes superestrella, para aquellas personas con alto contenido de azúcar en la sangre y los perfiles de lípidos anormales.

En efecto, la diabetes es una de las peores plagas contra la salud de la actualidad. Su acción se ha estudiado hasta el más mínimo detalle por parte de los científicos y, aunque parezca increíble, se sabe con exactitud cómo esta planta es capaz de:

- Reducir la producción de glucosa en el hígado.

- Mejorar la sensibilidad a la insulina.

- Estimular la absorción de la glucosa sanguínea por parte de las células.

- Disminuir la tasa de azúcar en la sangre.

- Y, con ello, eliminar los graves problemas que amenazan la vida de los diabéticos y que pueden provocarles las complicaciones (desde insuficiencia renal hasta lesiones en el hígado, pasando por enfermedades de las arterias, infarto de miocardio, ictus, amputaciones e incluso ceguera).

Sin embargo este extracto de planta es muy poco conocido y utilizado en la actualidad, se cree que por ser “La planta que hace temblar a la industria farmacéutica”.

Julien Venesson redactor y jefe de la revista mensual Alternatif-Bien-Être, publicaba recientemente en su revista este titular: “La planta contra la diabetes que hace temblar a la industria farmacéutica”. Según él, si la noticia se extendiera, podría “implicar la pérdida de miles de millones de euros en beneficios” para la industria farmacéutica, e incluso empujarla a “una situación cercana a la bancarrota”, ya que la berberina tiene muchas ventajas en relación con la metformina, el primer medicamento vendido contra la diabetes de tipo 2.

Entonces, ¿cómo, la berberina no es más conocida como alternativa natural al tratamiento de la diabetes? Y eso que se trata de un producto totalmente seguro, legal, autorizado, que podría encontrarse en los estantes de cualquier tienda ecológica. Sin embargo, no se encuentra en ninguna parte.

La berberina: un extracto de planta muy potente

La berberina es un alcaloide que producen determinadas especies vegetales, como la argémona mexicana, el agracejo, la hidrastis e incluso el coptis japonés.

¿Qué es un alcaloide?

Un alcaloide es una molécula orgánica con base de nitrógeno. En efecto, los alcaloides son moléculas por lo general altamente tóxicas, pero que pueden tener una actividad farmacológica en dosis bajas.

Y ya conoce algunos: la quinina (que trata el paludismo), la cafeína, la morfina, la cocaína y la betaína son alcaloides.

Como sus primas alcaloides, la berberina tiene numerosos efectos sobre el cuerpo humano:

- estimula la inmunidad,

- destruye los hongos parásitos (en los intestinos, en la piel)

- regula los problemas intestinales.

- Pero sobre todo es eficaz en el caso de la diabetes de tipo 2. La berberina es más eficaz que la metformina contra la diabetes de tipo 2

Ya hace mucho tiempo que un ensayo clínico, publicado en la revista Metabolism, indicó que la berberina tenía los mismos efectos que la metformina contra la diabetes, sin tener sus efectos secundarios.

Los investigadores concluyeron que ambos productos tenían “efectos idénticos en la regulación del metabolismo de la glucosa”.

Un estudio reciente que resume los resultados de 14 estudios de intervención sobre la berberina (lo que es muchísimo) ha llegado a la siguiente conclusión:

- La berberina reduce la tasa de azúcar en sangre igual de bien que la metformina.

- La berberina disminuye los lípidos sanguíneos (colesterol, triglicéridos) mejor que la metformina.

- Y eso no es todo; las personas que toman berberina podrían obtener beneficios a otros tres niveles:

Ralentiza el avance del cáncer de próstata (lo que afecta a muchos hombres a partir de una determinada edad).

Tiene virtudes en la prevención de la enfermedad de Alzheimer.

Disminuye el riesgo de enfermedades del corazón y las arterias.

¿Cómo funciona la berberina?

La berberina actúa sobre un regulador del metabolismo básico, que también está presente en todos los animales y todas las plantas: la proteína quinasa activada por APM (APMK).

Si se aumenta la actividad de la APMK, la berberina es también capaz de activar el metabolismo; es decir, de acelerar el mecanismo de transformación de los nutrientes (glucosa, lípidos) en energía celular.

De este modo, para las personas que padecen diabetes de tipo 2, en la que las células han dejado de absorber la glucosa de la sangre, por falta de insulina o de sensibilidad a la insulina, una simple toma de berberina permite aumentar la absorción de la glucosa por parte de las células, así como aumentar la sensibilidad a la insulina y reducir la producción de glucosa por parte del hígado.

En las personas que tienen problemas cardiovasculares, la APMK aumenta la combustión de los lípidos en las mitocondrias. Estimula la producción de oxígeno nítrico, que relaja los músculos de las arterias, a la vez que aumenta la circulación sanguínea, disminuye la presión arterial y protege contra la arterioesclerosis.

Las únicas contraindicaciones atañen a las mujeres embarazadas. Sin embargo, ni que decir tiene que las personas que toman metformina no deben en ningún caso pasarse a la berberina sin el consentimiento de su médico. Desde luego vale la pena que le consulte para probar este tratamiento natural.

Recomendada por el doctor Julian Whitaker

Si bien es poco conocida en Europa, la berberina está muy difundida en Estados Unidos, donde el médico estrella de la medicina natural, el doctor Julian Whitaker, la ha convertido en su aliado de cabecera. Whitaker es un excelente conocedor de la berberina, con la que lleva tratando a numerosos pacientes desde hace décadas, y por eso recomienda tomar 500 mg en cada comida (un comprimido tres veces al día).

SabrinaPin
702