Tecnología sustentable

USO DE CELULARES, EN LOS NIÑOS

07 de Agosto del 2015 | 2 min lectura| SabrinaPin
Compartir

En últimos años en Europa se han realizado estudios sobre los posibles efectos negativos que puede provocar el uso de celulares, en los niños.

Aunque aún no hay pruebas, se estima que el uso de celulares sobre todo en los menores es perjudicial, e incluso en países como Gran Bretaña y Holanda se han sacado modelos del mercado para realizarles estudios.

Un estudio del Consejo Nacional de Protección Radiológica de Gran Bretaña (NRPB por sus siglas en inglés) dirigido por sir William Stewart dijo que los niños menores de ocho años edad nunca deberían usar celulares.

Y los que están entre los nueve y los 14 años deben restringir su uso al mínimo y sustituir buena parte de las llamadas por el envío de mensajes de texto.

Se debe considerar que los límites de exposición para las radiaciones emitidas por los teléfonos móviles se estiman en base a una exposición corta y sin tener en cuenta las especiales características de los cráneos y cerebros en desarrollo, comentó el experto. Los cráneos de los niños son más delgados, más densos y más fluidos que los cerebros adultos, por lo que tienen una mayor conductividad eléctrica lo que significa que la cabeza de un niño puede absorber entre más de un 50% más de energía de radiofrecuencia que la cabeza de un adulto.

Estas reclamaciones se basan en diferentes advertencias desde el sector científico, médico e institucional, en concreto, en 2011 la OMS clasificó a los campos electromagnéticos emitidos por móviles como "posible cancerígeno (2B)", en base a la mayor incidencia de un tipo de tumor cerebral (glioma).

Ese mismo año desde la Asamblea del Consejo de Europa se instaba a todos los países miembros a adoptar el principio de precaución y reducir la exposición a los campos electromagnéticos emitidos por los teléfonos móviles. Esta resolución prestaba especial atención a niños y jóvenes, por su mayor riesgo de desarrollar tumores cerebrales. No obstante y pese a estas advertencias, el uso del móvil está generalizado y va al alza entre los menores. Los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) pone de manifiesto que el 25% de los niños de diez años ya tienen uno, porcentaje que se eleva al 58% si se pregunta a los que ya tienen 12 años.

Madrid,un ejemplo

Existe una fundación en Madrid, España, que exige a sus gobernantes prohibir la venta de teléfonos móviles para los niños menores de siete años, que no se publiciten en horarios infantiles y que no se utilicen a niños en los anuncios para comercializar estos dispositivos.

Estudios realizados en Holanda

Otro estudio realizado en Holanda mostró que el uso de estos teléfonos puede afectar funciones cerebrales y una investigación europea indica que la radiación puede causar daños al ADN.

El ácido desoxirribonucleico mejor conocido como ADN, es el lugar donde esta "depositada" la información genética de las personas y funciona como soporte físico de la herencia en el 99% de las especies.

El creciente número de niños que utiliza celulares es preocupante, y los someterá durante muchos años a las radiaciones, sobre todo si realizan llamadas largas, todos o, casi todos los días.

Estudios en Suecia

Un estudio realizado por el instituto sueco Karolinska entre 750 personas, concluyó que el uso de celulares por más de diez años, aumenta cuatro veces el riesgo de tumores en los oídos.

Un estudio del mismo organismo publicado el año 2000, señala que, aunque hasta la fecha no existen pruebas de que las radiaciones perjudiquen a los adultos, lo recomendable "es tener precaución, especialmente con los niños".

A pasar que las compañías de telefonía móvil, criticaron la falta de evidencia definitiva de los estudios sobre los peligros para la salud, sacaron del mercado aparatos móviles que eran especiales para niños en Gran Bretaña.

Compartir en redes sociales