Ciudades inteligentes

VERDAD O MITO: ¿ENERGÍA GRATIS DE UNA PAPA?

10 de Agosto del 2016 | 2 min lectura| Sabrina Pin
Compartir

Verdad o mito: ¿Energía gratis de una papa?

Muchos de nosotros hemos realizado (o hemos oido hablar de ello) el típico experimento del colegio, o en casa, como antena para mejorar la señal del tele antes de la era digital.

En este experimento,   en teoria, alimentamos un pequeño circuito eléctrico con papas (o limones). La idea básica es construir un simple circuito tomando la papa como parte de una sencilla batería y comprobar la circulación de la corriente eléctrica de alguna manera, siempre y cuando tal circuito no consuma demasiado!

 ¿La papa genera electricidad?

La verdad es que no. La papa no es un generador eléctrico, ni tampoco un acumulador, sino simplemente un elemento más en el circuito.

Reacciones redox

La idea básica de estos montajes se basa en las reacciones redox(reducción-oxidación).

Los circuitos, en cuanto a la "batería" se refiere, se reducen a una papa y dos electrodos de diferente metal. Por ejemplo, un electrodo puede ser de cobre y otro de cinc (por eso cuando hciste  la experiencia nos decían de utilizar una monedas de cada tipo ...).

¿Cómo actúa la papa?

La papa actúa como electrólito, el ácido ascórbico es el elemento que cierra el circuito. Al disponer cobre y cinc en una disolución de electrólito, se produce la reacción redox y los electrones fluyen desde el cinc hasta el cobre, pero en realidad esto es bastante lento.

Por ello, los voltajes obtenidos por patata no suelen superar los 0,5 V y los 0,2 mA (miliamperios).

Esto no llega a nada, pero colocando las papas en serie (para aumentar el voltaje) y posteriormente juntando series de papas en paralelo (para aumentar la corriente), se pueden quizas conseguir baterías decentes. Eso sí, inmanejable.

La reacción durará lo que dure la solución de electrólito. Podes ver un asombroso (por no decir absurdo) ejemplo de batería de papas, capaz de alimentar un pequeño equipo de sonido, o incluso un reloj de cocina, pero es bastante más barato una pila.

Sólo falta que todos tengamos una pequeña plantación de papas en la terraza de casa para que podamos tener energía y los problemas energéticos del mundo se reducirían a comer papas de todas las maneras posibles.

Lo importante de esto es tener en cuenta que la energía nos rodea esta en diferentes formas, quizás algún día aprendamos a ¨atraparla de una forma más eficiente y durarera¨ como lo hace la naturaleza.


Compartir en redes sociales