Volt, el eléctrico argentino hecho en Córdoba


Es el primer auto eléctrico desarrollado y fabricado en el país en forma comercial. Está pensado para el uso urbano.

Evolución

En la Segunda Cumbre de Economía Verde de 2017, con la participación del expresidente norteamericano Barack Obama, los Parodi jugaron la ficha del auto eléctrico al cual inclusive le pusieron un precio de 12 mil dólares.

Además de la descripción de la iniciativa, Volt Motors mostró los motores que llevarán las dos ruedas traseras y el acumulador que utilizará el vehículo en una plataforma experimental que para nada es el auto, cuyo diseño guardan bajo siete llaves por cuestiones de patentes y derechos.

Javier Moyano, un ingeniero que trabajó en el desarrollo del misil Cóndor, y cofundador de la nueva empresa, explicó que el auto “ya existe en una maqueta digital” donde se realizan los ensayos preliminares. Pesará 550 kilogramos y contará con 20 caballos de fuerza.

Se trata de una estructura monocasco donde se montarán las partes y piezas, el 50 por ciento de ellas de origen nacional. No lleva el tradicional chasis. Concluido el prototipo, se avanzará hacia la homologación bajo norma L7 europea.

El gobierno de Mauricio Macri, que dispuso una serie de desgravaciones arancelarias para impulsar la utilización de vehículos eléctricos, ya fue informado sobre el proyecto, indicó Parodi.

EL grupo empresarial Parodi –de capital cordobés–

Anunció que con una inversión de 200 millones de pesos empezará a producir desde fines del año próximo el primer automóvil eléctrico de origen nacional, que, en principio, se venderá sólo por e-commerce.

El vehículo permitirá el desplazamiento de dos adultos con dos niños, desarrollará una velocidad cercana a los 90 kilómetros por hora, con una autonomía de 120 kilómetros, y podrá recargarse en seis horas en cualquier tomacorriente doméstico de 220 voltios.

“El concepto tanto del automóvil como de los medios de producción y comercialización es absolutamente disruptivo”, advirtió Daniel Parodi, titular de la nueva compañía, bautizada como Volt Motors.

A punto tal llega esa disrupción que no habrá una sola planta de montaje, sino que el ensamblaje se realizará a través de células ubicadas en los mismos mercados donde esté presente el producto. Cada una podrá fabricar unos tres mil rodados por año.

La sola descripción del proyecto, con el empleo de tecnología aeroespacial y aplicación de internet de las cosas (IoT), lo colocaría en el marco de las utopías de difícil concreción, de no ser porque detrás de él se encuentra un conocido grupo empresarial cordobés.

Se trata de la familia Parodi, propietaria de la fábrica de revestimientos Karikal y del Quorum Hotel y desarrollista de Ciudad Empresaria, donde en los últimos años se han radicado múltiples empresas de base tecnológica.

Volt Motors, cada vez más cerca de poner en la calle su auto eléctrico


El Ministerio de Producción de la Nación le otorgó a la firma cordobesa Volt Motors licencia para producir vehículos, con lo cual se convirtió en la primera tecnológica local en transformarse en una terminal automotriz.

En octubre del año pasado se presentó un prototipo con parte de la carrocería. Ahora se anunció que las unidades en preserie (previa a la fabricación para el mercado) estarán listas en el último trimestre de este año, con un costo de 20 mil dólares en su versión tope de gama.

Con el modelo de Tesla (Estados Unidos) como espejo, Volt Motors desarrolla su propio vehículo eléctrico, en el marco de un programa global que implicará invertir 100 millones de dólares.

“Estamos dando un paso trascendente en nuestro aporte a la logística de personas, con un producto inteligente, económico y disruptivo. Tenemos la convicción, de que nuestro mercado objetivo, el latinoamericano, adoptará rápidamente estos nuevos paradigmas”, remarcó Parodi. Sobre el vehículo, el directivo aseguró que alcanzará una velocidad máxima cercana a los 110 kilómetros por hora, con una autonomía de 150 kilómetros y que podrá recargarse con un tomacorriente doméstico (de 220 voltios).

Según la firma, esas unidades tendrán un costo de mantenimiento 10 veces menor al de un vehículo convencional.

El vehículo está conformado por un monocasco de materiales compuestos, los que incluyen fibras tipo Keblar, carbono y resinas especialmente modificadas con nanotecnología, similar a las utilizadas en la industria aeroespacial y en vehículos de alta gama de series exclusivas.

Contiene baterías de litio de última generación, lo que permite cargarlas en su totalidad en seis horas.

Volt lanzó su auto eléctrico


Volt Motors presentó ayer la preserie de un city car eléctrico que venderá desde hoy y que entregará desde abril de 2019, con mira en el usuario urbano, pero con el objetivo comercial puesto en el cliente corporativo.

Es el primer auto eléctrico desarrollado y fabricado en el país en forma comercial. La firma fue fundada por Daniel Parodi, presidente de Ciudad Empresaria, y Javier Moyano, ingeniero con trayectoria en el sector aeronáutico.

La presentación se hizo ante mil personas, en un evento presidido por el gobernador Juan Schiaretti, el intendente Ramón Mestre, y por parte del Gobierno nacional: el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y el secretario de Industria, Fernando Grasso.

Volt fue autorizada como terminal automotriz por la Nación, pero restan licencias del vehículo que se lograrían en marzo.

La firma presentó dos versiones: el Volt e1, para particulares, a un precio de 750 mil pesos, aunque los primeras 100 unidades saldrán con una bonificación de 80 mil pesos; y Volt w1, para clientes corporativos y profesionales, que soporta una carga de hasta 300 kilos y costará 650 mil pesos.

Como todo city car, es para uso urbano. Tienen dos asientos (atrás se pueden colocar dos butacas, una para bebé y otra para niño de hasta 12 años), pesan 550 kilogramos, la velocidad máxima es de 110 kilómetros por hora y las baterías duran de 120 a 150 kilómetros.

Innovaciones

Volt reemplaza lo mecánico por lo tecnológico. No tiene chasis, partes metálicas, caja de cambio ni botones. Se carga en enchufes comunes, tiene dos motores que mueven las ruedas traseras y un único pedal que acelera y frena.

Tampoco tiene llaves. Se abre y se enciende con el celular, con el que también controla el vehículo a distancia, activa luces o aire acondicionado, abre ventanas y permite saber la ubicación y la energía que le queda en la batería, ya que está conectado a la web a través de dispositivos IoT (internet de las cosas) que emiten información permanentemente.

El auto tiene una pantalla de 17 pulgadas desde donde se controlan las funciones, se maneja el celular “de manera espejo” y ofrece música, videos y televisión digital.

Además, tiene un sistema head-up display que proyecta la pantalla en el parabrisas (para que el conductor no mire hacia abajo), y cuenta con sensores atrás y a los costados para manejo y estacionamiento, según indicó Moyano.

También innova en lo comercial y en lo productivo. “La venta se hará por internet (www.voltmotors.com.ar), pero tendremos Volt Stores, locales para que el cliente pueda verlo y probarlo; el primero se abrirá (desde hoy) en Ciudad Empresaria”, dijo Parodi.

El vehículo tiene 50 por ciento de componentes locales (tiene cerca de 20 proveedores), y la producción se hará en “células”, que con 100 empleados pueden fabricar tres mil unidades por año, ubicadas en la zona en la que se venden.

Apoyo estatal

En el evento, Mestre anunció que eximirá del 40 por ciento de la tasa de Comercio e Industria a las empresas de producción sustentable y de dos años del Automotor a los usuarios.

Por su parte, Schiaretti dijo que eximirá de impuestos por 10 años a los fabricantes, ofrecerá créditos prendarios del Banco de Córdoba a cuatro años y aplicará el programa de tarifa reducida al usuario para cargar el auto por la noche. Además, confirmó que comprará tres unidades para Epec y 10 para la administración provincial.Volt tiene 50 profesionales que desarrollaron el auto.


SabrinaPin
0