Residuos

WINIM: UNA APP PARA COMBATIR EL DESPERDICIO DE COMIDA

28 de Enero del 2022 | 2 min lectura| Roberto Andres
Compartir

Salió al público en 2019 y funciona como un mercado de comercio online, vía delivery o take away, en donde los 600 locales de comida adheridos revenden los productos que les sobran en el día o que tienen en sobre stock. Esto permite a los 8000 usuarios inscritos en Ciudad Autónoma de Buenos Aires acceder a comida más barata (entre un 50 % y un 60 % menos), reduciendo a su vez el desperdicio.

En 2020 la innovación salvó 200.000 kilos de comida, una cifra equivalente a 500.000 kilos de CO2 (lo que emite un avión que da 50 veces la vuelta al mundo). Se suma a otras experiencias exitosas que buscan atacar la pérdida de alimentos en toda la cadena, transporte y producción, como Too Good To Go en Europa o Plato Lleno en varios países de América Latina, en donde el desperdicio de alimentos llega a los 127 millones de toneladas (el 10 % del desperdicio global).

16 MILLOnES DE TONELADAS DE ALIMENTOS DESPERDICIADAS AL AÑO

En Argentina, según un estudio realizado por la Dirección de Agroalimentos de la Secretaría de Agroindustria, se estima que se pierden 16 millones de toneladas de alimentos anuales, lo que representa el 12,5 % de la producción agroalimentaria del país (1,5 millón en etapas de comercialización y consumo). Esto genera la misma cantidad de gases de efecto invernadero que todos los autos de la Ciudad de Buenos Aires y si se consumiera podría alimentar a 3,5 millones de personas.

Según los creadores de Winim, estos querían “hacer algo para generar un cambio, no solo ambiental, sino también en las personas”. Vieron que en Europa experiencias de este tipo eran exitosas desde hace tiempo, “pero en la Argentina todavía no estaba desarrollado”. Entonces resolvieron dejar sus empleos, juntaron 16.000 dólares y se dedicaron de lleno a esta iniciativa. Ahora quieren expandirse a otras metrópolis, como San Pablo o Montevideo. En abril la APP desembarca en Bogotá y Barranquilla.

UN TERCIO DE LA PRODUCCIÓN MUNDIAL DE ALIMENTOS SE TIRA

En el mundo se desperdicia aproximadamente un tercio de la producción de los alimentos destinados al consumo humano, lo que equivale a unas 1.300 millones de toneladas al año. En orden de importancia, las mayores pérdidas ocurren en los alimentos frescos como frutas y hortalizas, carnes y productos lácteos, debido a las inadecuadas condiciones de almacenamiento, refrigeración y transporte.

Según un estudio realizado en 2016 por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Universidad de Bologna, los consumidores porteños tiran un promedio de 8,4 kg de comida por año en sus hogares (2,9 kg por habitante), lo que representó un total de 9.500 toneladas de alimentos desperdiciados a nivel urbano.

Entre las principales causas del desperdicio se encuentran la expiración de la fecha de vencimiento y consumo preferente, el deterioro por mala conservación y almacenamiento inadecuado, y la preparación excesiva o inapropiada de los alimentos.

En 2014 la FAO presentó su evaluación Las pérdidas y el desperdicio de alimentos en el contexto de sistemas alimentarios sostenibles. Según esta, el 60 % de los desperdicios de alimentos se produce en los hogares, mientras que el 40 % se produce en los restoranes. En este último sector el 65 % corresponde a desperdicios en la preparación de comida, un 30 % a sobrantes de plato y un 5 % a productos inutilizables.

Cuando se analizó las razones por las cuales los clientes no se llevaban la comida sobrante, la FAO concluyó que el 77 % no lo hace por vergüenza o desinterés, mientras que el 13 % no lo hace por desinformación.


Compartir en redes sociales