Alimentación consciente

DE YUYOS A PLATOS GOURMET

19 de Agosto del 2015 | 2 min lectura| Sabrina Pin
Compartir

Nos cuesta mirar alrededor y ver valor, los yuyos o malezas por años han sido arrancados de nuestros patios o jardines por considerarse molestos o de ningún valor, la nueva mirada los revaloriza por sus valores nutricionales, de maleza a plato  gourmet.

 Acá dejamos un registro de los  mas destacados por los especialistas, y en las próximas notas  vamos a detallar sobre cada una de estas malezas en particular, para que aprendas a utilizarlas y conocer sus propiedades.

Yuyos comestibles 

¿Queres aprender más ?Seleccionemos algunos ...


  • Diente de león,
  • Cerraja
  • Acedera
  • Tréboles
  • Capiquí,
  • Alfilerillo,
  • Flores de caléndula,
  • Verdolaga,
  • Ortigas,
  • Berro,
  • Cardos
  •  Malva

Son sólo algunas de estas malezas o yuyos comestibles. Un caso curioso es la  rúcula, por muchos años se consideró sin valor y hoy es una hortaliza predilecta para la ensalada, aunque también se cocina y se puede usar pra infusiones.

"Cada una tiene sus particularidades y propiedades nutracéuticas, sabores y texturas. Algunas tienen gustos muy fuertes, otras no. Lo importante es probarlas de poco y conocerlas para saber si no nos caen mal y si queremos agregarlas a la cocina", dijo la agrónoma Marcela Harris, investigadora de la cátedra de Horticultura de la Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA) al sitio Sobre la Tierra.

Los estudios sobre estos vegetales llevan muchos años de trabajo y también se apoyan en el conocimiento ancestral de pueblos originarios. El ecólogo Eduardo Rapoport, profesor de la Universidad de Comahue, describió más de 300 especies silvestres comestibles en su libro "Malezas Comestibles del Cono Sur" (INTA. 2009). "Muchas de las plantas que consideramos malezas son comestibles y algunas son muy ricas. Mas que malezas son buenezas", asegura en otra de sus publicaciones: "Buenazas en la mesa".

La médica neuquina Adriana Marcus también hizo un aporte importante en la materia, a partir del conocimiento que adquirió junto a comunidades mapuches de la Patagonia. Entre otros libros de su autoría, en "De malezas y buenezas" (Ediciones de La Bruja. 2003) rebautiza como buenezas a nueve plantas consideradas malezas pero que tienen usos medicinales y que hasta entonces habían sido ignoradas por los comensales, productores de hortalizas y verduleros.

"Cada vez que hablás con alguien te cuenta que, por ejemplo, su abuelo juntaba cardos en la ruta o rúcula en terrenos baldíos. En mi caso, mis papás me mandaban a juntar diente de león o íbamos con mi mamá a levantar berro de un arroyo", recordó Harris, y recomendó mirar en detalle el jardín de los hogares para aprender a detectar estos vegetales.

“Sólo comemos el 1% de las 17.000 especies comestibles que existen en el planeta,” comentó, y agregó: “No es necesario sustituir sino agregar nuevos vegetales. En el caso de la verdolaga, tiene alto contenido de ácidos grasos Omega 3, beneficiosos para la salud (según investigaciones desarrolladas en la FAUBA junto a la cátedra de Bromatología de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA) y vitamina C. El diente de león es rico en calcio y el capiqui es ideal para los deportistas porque les aporta energía”.

Cultivos de malezas, quien lo iba a pensar

En estos últimos años debido al incipiente descubrimiento del valor de las malezas para la salud humana, se han empezado a cultivar para poder usarlos de forma más masiva.

¿Las malezas puden generar problemas en los cultivos?

Nos afirman que esto  depende de la maleza, de cuan invasora sea, pero en general las hortalizas de hoja no generan grandes problemas porque se cosechan antes de sus fases reproductivas, cuando aún están en estado vegetativo.

Por último, recomendó a quienes busquen incursionar en estos cultivos que evalúen los aspectos comerciales porque, al no ser clásicos, por ahora sólo se venden de manera directa en ferias o en restaurantes.

Compartir en redes sociales