Tecnología sustentable

GRANJA DE BICHOS: SINGAPUR CONVIERTE LOS DESECHOS EN BIOMATERIALES

26 de Marzo del 2021 | 2 min lectura| RobertoAndrés
Compartir

Las moscas soldado negra pueden convertir los desechos de alimentos en insumos para la elaboración de productos electrónicos y farmacéuticos.  

Por Roberto Andrés para Sustentartv

La cantidad de desperdicio de alimentos generada en Singapur ha aumentado en aproximadamente un 20 % durante los últimos 10 años, y se espera que aumente con el crecimiento de la población y la actividad económica. Sin embargo, solo el 18 % del desperdicio total de alimentos se recicló en 2020, según la Agencia Nacional Ambiental (NEA).

Granja de insectos Urbana 


Desde 2017 se encuentra Insectta, la primera granja de insectos urbana ubicada el centro de Queenstown, que cría la mosca soldado negra (hermetia illucens) para convertir los desperdicios de alimentos en biomateriales. Los gusanos, ricos en proteínas y comercializados como alimento para mascotas o fertilizantes, en Insectta se crían para elaborar productos farmacéuticos y electrónicos.

“Lo que estas moscas soldado negras nos permiten hacer es transformar este desperdicio de alimentos, que es un producto de valor negativo, en un producto de valor positivo”, declaró en diálogo con Reuters Chua Kai-Ning, cofundador y director de marketing de Insectta.

Tranforman desperdicios en masa corporal 

Las moscas soldado negras son famosas por su capacidad para consumir cualquier tipo de desperdicio de alimentos, y su velocidad y eficiencia para transformar esos desperdicios en masa corporal. Los cientos de millones de larvas en la granja comen cuatro veces su peso corporal en desperdicios de comida todos los días.

La iniciativa ha contado con la colaboración de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Investigación de Singapur. Según Kai-Ning, la tecnología de Insectta utiliza un proceso patentado y respetuoso con el ambiente para extraer sustancias lucrativas como el quitosano, la melanina y los probióticos de las larvas.

La melanina conduce la electricidad y puede usarse en semiconductores, supercondensadores o baterías, mientras que el quitosano tiene propiedades antiinflamatorias y es útil en la fabricación de cosméticos y productos farmacéuticos.

“Tradicionalmente, la melanina nunca se ha extraído, excepto de la tinta de calamar”, dijo el cofundador y director de tecnología de Insectta, Phua Jun Wei. “La producción de quitosano generalmente requiere grandes cantidades de solventes corrosivos y dañinos para el ambiente”, agregó.

Con un mercado global valorado en $ 7 mil millones de dólares y que se espera que crezca drásticamente, Insectta dijo que estaba buscando expandir las aplicaciones industriales de su quitosano de alto grado para curar heridas, filamentos para impresión 3D orgánica y agentes de administración de medicamentos.

¿Qué aplicaciones tiene ?

El quitosano Black Soldier Fly es mucho más puro y más bajo en metales pesados ​​que el quitosano convencional, con un índice de polidispersidad bajo. El creciente mercado de quitosano de $ 11 mil millones tiene aplicaciones en productos farmacéuticos, cosméticos, envases de alimentos antimicrobianos y agrotecnología.

​Además de extraer compuestos que funcionan como semiconductores orgánicos con un gran potencial para integrarse en dispositivos médicos, tecnología de energía solar y otros equipos electrónicos, Insectta está desarrollando un aditivo alimentario superior derivado de la mosca soldado negra que funciona como proteína y como probiótico.

​Los probióticos en la alimentación animal reducen la tasa de conversión alimenticia, mejoran la salud e inmunidad intestinal de los animales, aumentando así el rendimiento. Este aditivo alimentario de mosca soldado negra es más biodisponible que la harina cruda de mosca soldado negra.

Durante 2020 la pandemia aceleró el interés por las proteínas alternativas. Los brotes en las plantas procesadoras de carne y la escasez correspondiente han llevado a inversores a canalizar sus fondos hacia otras fuentes de proteínas, con cadenas de suministro más sostenibles.

Los insectos, con su baja huella ambiental y su alta producción de proteínas, se muestran como un espacio con potencial en un mundo pospandémico.

En México también se encuentra una granja de insectos, mirá cómo los crian 


Compartir en redes sociales